Consideraciones éticas y criminológicas en relación al incendio provocado de la colonia de UB Gats

Escrito por La Vanguardia. Publicado en Violencia hacia animales-General.

lv



El incendio provocado en Colonia de UBGATS

Blogs de lectores | 21/07/2013

Por Dra Núria Querol Viñas

Desde GEVHA queremos expresar nuestra más absoluta condena al acto de maltrato a animales perpetrado en la colonia de UBGats, así como nuestro apoyo a los/as voluntarios/as. 
Diez gatos han fallecido en un incendio provocado en la zona de Diagonal, entre las 13:00 y las 14:00 del 28 de junio. La colonia de UBGats, en el campus de la UB, fue pionera en cuanto a colonias controladas, y se había instalado en un espacio perteneciente a la UB, con una gran casita de madera y una zona vallada. Nuestra colonia llevaba años atendiendo a los gatos que vivían en el campus, esterilizando, vacunando, haciendo tests, y poniendo comida y agua.

Decenas de voluntarios han pasado por la colonia y han cuidado y querido a estos animales. En el momento del incendio, había unos 50 gatos. Según diversas fuentes, durante la noche se han producido actos de vandalismo consistentes en la quema de mobiliario urbano.El maltrato a los animales y el vandalismo, están correlacionados según diversos estudios, así como la piromanía o los incendios provocados. En nuestro ámbito, se llevó a cabo un estudio pionero  basado en una muestra de 50 sujetos, de los cuales casi el 24% estaban acusados / condenados por delitos graves (violentos) o en fase de cumplimiento de sentencia por homicidio, asesinato o asesinato en grado de tentativa, y el 6% por violación (en cuatro casos, de 5 a 23 víctimas por agresor). Se estudió una submuestra de 24 individuos mediante cuestionarios para evaluar el maltrato a los animales, y la PCL.SV para evaluar rasgos psicopáticos de personalidad y conductas antisociales.

Se obtuvo una tríada enuresis-piromanía-crueldad con animales en un 23,5% de la muestra, con tríada incompleta (uno / dos ítems) en un 65%. Si se considera sólo la crueldad hacia los animales como elemento aislado, la encontramos en un 41,7% de la muestra. Otra tríada pronóstica, como es traumatismo craneal + paranoidisme + abusos (sexuales-psíquicos-físicos; Pincus 2002) aparece completa en un 41% de la muestra, y es incompleta en un 70,6%.

Se deben estudiar, pues, factor predictivos de la violencia futura (falta de empatía, enfermedad psiquiátrica, lesión cerebral, crueldad con animales, trastorno de los impulsos y / o retraso de la maduración esfinteriana) para entender el fenómeno de la interacción humana violenta. Las tríadas descritas pueden valorarse en el mundo de la violencia doméstica conyugal, contra los ancianos, los menores, o incluso contra los animales, utilizados muchas veces por los violentos de forma intimidatoria o manipulativa hacia los demás.

Más información en el siguiente enlace:   http://www.gevha.com/analisis/articulos/1087-evaluation-of-animal-abuse-in-a-forensic-sample-diagnosed-with-aspd
En otro estudio realizado también en nuestro ámbito sobre maltrato hacia los animales y crímenes violentos:

El maltrato contra los animales a menudo se relaciona con  trastornos afectivos y de relación interpersonal, adquiriendo especial interés en menores de edad cuya falta de empatía y remordimiento, asociados a trastornos de conducta son rasgos de personalidad que implican un factor de riesgo de conducta violenta en la edad adulta (Ascione, 2001).

En nuestro estudio de casos, iniciamos la muestra con  cincuenta casos forenses (n=50; 49 varones, edad media 34), en la que hay una historia de maltrato animal como una variable independiente, y consideramos como variables  dependientes:

(a) delito cometido (violento / no-violento)
(b ) la presencia o no de dos factores dimensionales psicopatía (PCL: SV; Hare 1985), y APD (DSM-IV-TR)
(​​c) Tríadas pronósticas: McDonald  (la crueldad con los animales, piromanía, enuresis) y Pincus (abuso infantil , lesión cerebral/traumatismo craneal, ideación paranoide)
(d) el tipo de maltrato animal en la infancia-adolescencia.

Hasta la presentación del estudio en el Congreso de la American society of Criminology (Querol et al. Chicago, 2012) hemos reclutado dos casos más, quedando: n= 52 (varones 51, edad media 34). En nuestra muestra forense de 52 casos con antecedentes de maltrato contra animales, hemos encontrado:- Puntuaciones altas en la escala de psicopatía (PCL: SV) correlacionan con mayor crueldad en los delitos hacia animales y personas

- Un 85% ha sido diagnosticado de trastorno antisocial de la personalidad. Asociación con el facor 2 de la escala de psicopatía de Hare, más que psicopatía nuclear.
-Un 89% ha sido arrestado por un delito violento actual (homicidio, asesinato, agresión sexual, homicidio en grado de tentativa, vandalismo, robo con fuerza, secuestro…).
- Un 77% tiene historial de delitos violentos.
- Prevalencia de Tríada de McDonald: 48%; Prevalencia de Tríada de Pincus: 30% .

Estos resultados muestran la necesidad de evaluar en la infancia/adolescencia la crueldad con los animales para permitir un diagnóstico e intervención precoces. Desde nuestro punto de vista, el maltrato a los animales está infraestimado e infradiagnosticado a pesar de las relevantes implicaciones éticas, para la salud mental y en materia de seguridad ciudadana para la sociedad que ya demuestran los estudios previos.

Más información: http://www.gevha.com/articles/violence-general/1268-cruelty-to-animals-and-antisocial-personality-disorder-criminological-and-forensic-correlations

Esperamos que las investigaciones policiales así como la colaboración ciudadana conduzcan a la pronta detención de los responsables de semejante acto de barbarie y se creen políticas públicas para garantizar la seguridad de los animales que se encuentran en situaciones de indefensión, así como las herramientas educativas y de intervención para la prevención del maltrato a los animales y/o otras conductas violentas.

Artículo en La Vanguardia.