Violencia Intrafamiliar: prevenir el futuro agresor desde indicadores de violencia animal

Escrito por Nuria Querol i Viñas. Publicado en Violencia infantil-juvenil.

menores0

Congreso Internacional de Menores Infractores y Violencia Juvenil 


Por Nuria Querol

Los días 7 y 8 de noviembre, se celebró en Almoradí, el II Congreso Internacional de Menores Infractores y Violencia Juvenil organizado por Praxis Vega Baja. Entre las ponencias y talleres impartidos por expertos en criminología, derecho, educación social, psicología, emergencias y medicina, se realizó un taller sobre “Violencia Intrafamiliar: prevenir el futuro agresor desde indicadores de violencia animal”. Durante dicho taller se exploraron los ámbitos en que puede detectarse maltrato a animales: puede tratarse de un continuo de abuso dentro de la familia, puede ser perpetrado por un menor con comportamiento violento, puede tratarse de un menor en riesgo. Finalmente, se exploró cómo el vínculo entre los menores y los animales puede tener un efecto protector e incluso terapéutico.  

1391711 383865051749793 216140248 n

La Academia Americana de Pediatría (AAP) reconoce que “ser testigo de violencia doméstica puede ser tan traumático para el niño como ser víctima de abusos físicos o sexuales” pues los patrones de las alteraciones en los niños/as expuestos a violencia son superponibles al patrón descrito en los niños y niñas víctimas directas de abusos (Jaffe, 1986; Hughes,1989; Salzinger,1992; Wolfe 2003, Davies, 2008). Dentro de ser testigo de violencia, se incluye ser testigo de maltrato a los animales (por ejemplo, ya se recoge en el nuevo Protocolo de Atención al Menor en Situación de Riesgo de Olesa de Montserrat).
En un estudio en 23 familias en un área de servicios sociales donde se detectó maltrato a animales se detectó que un 82% de las familias tenía seguimiento por Servicios sociales con menores en riesgo.

Otro estudio del Department of Children and Families del Estado de New Jersey evaluó 53 familias y se observó que en el 88% de las familias con maltrato físico a menores, también existía maltrato animal. Existe un mayor porcentaje de incidentes con perros en hogares donde los animales son maltratados. En un estudio en nuestro país (Querol et al. 2012) también se detectaron problemas de comportamiento en perros que estaban en hogares violentos, especialmente fobias, enuresis y agresividad. Este hecho actúa como factor victimizante para las mujeres.

En un estudio clásico de Ascione y colaboradores, se detectó que el 86% de mujeres maltratadas relataban incidentes de maltrato a animales al llegar a casas de acogida. La cifra de menores que relataba hechos similares es del 63%. 
Los agresores de pareja que maltratan animales son más controladores y llevan a cabo más conductas violentas: violencia sexual, violencia emocional, acoso (stalking) y violación dentro de la pareja (marital rape).

En otro estudio en una muestra de 860 estudiantes universitarios en 3 universidades en California, Ohio y Nebraska se detectó que el 60% había sido testigo o autor de maltrato a animales en infancia y que éstos también habían sufrido maltrato infantil o habían sido testigos de violencia doméstica.


538000 414665628660615 401259335 n

Inspector Jefe Márquez de la Unidad de Atención a la Familia, Brigada Judicial del CuerpoPolicía Nacional , Shaila Villar García presidenta deSociedad Española de Criminología, Prof. Cabedo U.P. Valencia, Núria Querol ViñasGEVHAIberoamerican Link CoalitionAmerican Society of Criminology - Division on Women and Crime Dr Terminiello, Asesor seguridad Estado de Buenos Aires http://praxisvegabaja.wix.com/congreso2013

Un conocido estudio por parte del FBI sobre una muestra de asesinos en serie y agresores sexuales desveló que el 36% habían cometido actos de crueldad hacia los animales en la infancia y el 46% durante la adolescencia (Ressler, Douglas, Burgess 1988). Según un estudio de la Northeastern University y la Massachusetts SPCA un maltratador de animales presenta cinco veces más probabilidades de cometer crímenes violentos como agresiones físicas, violaciones y asesinato; cuatro veces más de delinquir contra la propiedad; y tres veces más de cometer delitos relacionados con las drogas (Luke C., Arluke A., Levin, J. 1997). Respecto al trastorno antisocial de personalidad, varios estudios lo han correlacionado con la comisión de actos de maltrato a animales (Gleyzer, Felthous, y Holzer (2002)). Un Estudio realizado en Cataluña sobre psicopatía y maltrato a los animales se basa en una muestra de 50 sujetos, de los cuales casi el 24% estaban acusados / condenados por delitos graves (violentos) o en fase de cumplimiento de sentencia por homicidio, asesinato o asesinato en grado de tentativa, y el 6% por violación (en cuatro casos, de 5 a 23 víctimas por agresor). Se estudió una submuestra de 24 individuos mediante cuestionarios para evaluar el maltrato a los animales, y la PCL.SV para evaluar rasgos psicopáticos de personalidad y conductas antisociales. Se obtuvo una tríada enuresis-piromanía-crueldad con animales en un 23,5% de la muestra, con tríada incompleta (uno / dos ítems) en un 65%. Si se considera sólo la crueldad hacia los animales como elemento aislado, la encontramos en un 41,7% de la muestra. Otra tríada pronóstica, como es traumatismo craneal, paranoidismo y abusos (sexuales-psíquicos-físicos; Pincus 2002) aparece completa en un 41% de la muestra, y es incompleta en un 70,6%. ( Querol N., Cuquerella A, Ascione F., Subirana M.  “Evaluation of psychopathy and cruelty to animals in a sample of inmates diagnosed with antisocial personality behaviour”, American Society of Criminology Meeting, San Francisco, Noviembre 2010.)

Se realizó otro estudio basado en una muestra de maltratadores de animales en el ámbito médico-forense: (n=52; 50 varones, edad media 34), en la que hay una historia de maltrato animal como una variable independiente, y consideramos como variables  dependientes:

  (a) delito cometido (violento / no-violento)

(b ) la presencia o no de dos factores dimensionales psicopatía (PCL: SV; Hare 1985), y APD (DSM-IV-TR)

  (​​c) Tríadas pronósticas: McDonald  (la crueldad con los animales, piromanía, enuresis) y Pincus (abuso infantil , lesión cerebral/traumatismo craneal, ideación paranoide)

  (d) el tipo de maltrato animal en la infancia-adolescencia



Como resultados destacados obtuvimos: Puntuaciones altas en la escala de psicopatía (PCL: SV) correlacionan con mayor crueldad en los delitos hacia animales y personas.

Un 85% ha sido diagnosticado de trastorno antisocial de la personalidad. Asociación con el factor 2 de la escala de psicopatía de Hare, más que psicopatía nuclear. Un 89% ha sido arrestado por un delito violento actual (homicidio, asesinato, agresión sexual, homicidio en grado de tentativa, vandalismo, robo con fuerza, secuestro…). Un 77% tiene historial de delitos violentos. (Querol, N., Cuquerella, A., Ascione, F., Rubira, S., Puccia, A., Arkow, P., Philips, A., Pintor, M. "Cruelty to Animals and Antisocial Personality Disorder: Criminological and Forensic Correlations". American Society of Criminology Meeting, November 2012, Chicago.)