Eduard Punset: Violencia y maltrato infantil

Escrito por Nuria Querol i Viñas. Publicado en Violencia infantil-juvenil.

eduard_punset_1

Unas imágenes terribles del apaleamiento hasta la muerte y sin piedad de un perro indefenso, pasadas por televisión, resucitaron en mi mente la reflexión sobre las causas de la violencia. Una reflexión poco común, tal vez porque, amenazados por la violencia creciente, no nos queda tiempo para escrutar sus motivos.

eduard_punset_2

Violencia y maltrato infantil

por Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Unas imágenes terribles del apaleamiento hasta la muerte y sin piedad de un perro indefenso, pasadas por televisión, resucitaron en mi mente la reflexión sobre las causas de la violencia. Una reflexión poco común, tal vez porque, amenazados por la violencia creciente, no nos queda tiempo para escrutar sus motivos.

A menudo la gente me pregunta: ¿de todos los científicos del mundo con los que has conversado, cuál de ellos te ha impresionado más? Siempre contesto que la pregunta debería formulárseme de una manera ligeramente distinta: ¿De cuál has aprendido más? En los primeros números de la lista está Jonathan H. Pincus, profesor de neurología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Georgetown, en Washington D.C. Ha examinado a docenas de asesinos en serie. ¿Cuáles son, según él, los factores que desatan los instintos violentos?

Tal vez la mejor manera de resumir su pensamiento sea así: los niños maltratados no serán necesariamente psicópatas cuando sean adultos. Tampoco a las personas con enfermedades mentales les tiene que ocurrir lo mismo. Y, por último, las víctimas de una lesión que haya afectado el funcionamiento de su cerebro, no están predeterminadas a cometer delitos violentos en algún momento de su vida. Ahora bien, cuando se dan las tres circunstancias juntas en una persona es muy probable que acabe comportándose como un psicópata.

Es una conclusión inquietante que tiene el mérito de llamar la atención sobre la trascendencia de los malos tratos infligidos a los niños de cara al comportamiento de los adultos. Estamos hablando de malos tratos lesivos, abusos sexuales, torturas y privaciones continuadas. Cuando se dan estos hechos, es probable que se generen comportamientos violentos en la pubertad o la edad madura. Lo que Pincus sugería ya hace años, se ha visto confirmado por investigaciones recientes que ponen de manifiesto la vinculación entre la ansiedad de la separación maternal sufrida por el niño y el desamparo generado por el desamor en una pareja. Los circuitos cerebrales afectados son los mismos y, lo que es peor, las defensas psicológicas disponibles siguen siendo las que eran de pequeño.

Tan es así que, hoy por hoy, la mejor manera de luchar contra la violencia consiste en evitar el maltrato infantil. Estamos muy lejos todavía de haber reflexionado seriamente sobre las consecuencias de lo que estoy sugiriendo. Las instituciones tampoco están respondiendo adecuadamente frente a los resultados de las investigaciones científicas al respecto. Sobre todo, teniendo en cuenta que análisis paralelos ponen de manifiesto que en más de un 80% de los casos donde hay mal trato a los animales hay mal trato a la infancia.

Algunos países, en cambio, hace ya años que han abordado con éxito algunos de estos desafíos. Por ejemplo, hay casos en los que se puede acceder gratuitamente a prestaciones sociales diseñadas para madres con problemas evidentes a la hora de criar a sus recién nacidos: futuras madres con enfermedades mentales o depresiones agudas, entornos violentos o situaciones muy marginales. Creíamos que una cosa era la niñez y otra la etapa adulta. Hoy sabemos que están íntimamente trabadas. Pero todavía no actuamos en consecuencia.


 

Torturar animals: primer pas dels violents indiscriminats
Un estudi fet a Catalunya demostra que el 41,7% dels convictes per delictes violents han maltractat animals quan eren nens.
 
Helena Garcia-Melero i Eugènia Boncompte entrevisten a:
 
Dr. Àngel Cuquerella, metge forense i professor de l'Escola Judicial
Núria Querol, Biòloga i membre de l'American Society of Criminology
 
Pots felicitar al programa a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 

 
Les dades de l'estudi poden ser consultades al Centre d'Estudis Jurídics:
 
Títol

Avaluació del maltractament als animals i la violència domèstica mitjançant els qüestionaris RACA i BOAT en població medicoforense amb diagnòstic de psicopatia

Autor/a/es
Àngel Cuquerella Fuentes, Mercè Subirana Domènech, Núria Querol i Viñas, Frank R. Ascione
Resum

Dins de l’àmbit de la perillositat criminal, la crueltat amb animals en presoners com a predictor de comportament violent s’anomena des dels anys ’70 per part de l’F.B.I. Homicidal Triad (enuresi, piromania i crueltat amb animals). Kellert i Felthous (1985) van trobar que els presos homes empresonats per delictes violents tenien índexs més alts de crueltat cap a animals en la seva infantesa (25%) que un grup de control. Schiff, Louw, i Ascione (1999) estudien una mostra de 58 varons presoners i el 63,3% van reconèixer haver comès actes de crueltat amb animals.

D’entre 59 homes que van cometre delictes de no agressió, el percentatge va ser del 10,5%.
L’estudi que hem realitzat es basa en una mostra de 50 subjectes, dels quals gairebé el 24% estaven acusats/condemnats per delictes greus (violents) o en fase de compliment de sentència per homicidi, assassinat o assassinat en grau de temptativa, i el 6% per violació (en quatre casos, de 5 a 23 víctimes per agressor). Es van estudiar mitjançant els qüestionaris RACA i BOAT, de maltractament i interacció amb animals, i la PCL.SV per avaluar trets psicopàtics de personalitat i conductes antisocials.

Hem obtingut una tríada enuresi-piromania-crueltat amb animals (McDonald; Querol) en un 23,5% de la mostra, amb tríada incompleta (un/dos ítems) en un 65%. Si es considera només la crueltat envers els animals com a ítem aïllat, la trobem en un 41,7% de la mostra. Una altra tríada pronòstica, com és traumatisme cranial + paranoidisme + abusos (sexuals-psíquics-físics; Pincus 2002) apareix completa en un 41% de la mostra, i és incompleta en un 70,6%.

Cal, doncs, estudiar factor predictius de la violència futura (manca d’empatia, malaltia psiquiàtrica, lesió cerebral, crueltat amb animals, trastorn dels impulsos i/o retard de la maduració esfinteriana) per tal d’entendre el fenomen de la interacció humana violenta. Les tríades descrites poden valorar-se en el món de la violència domèstica conjugal, contra els ancians, els menors, o fins i tot contra els animals, utilitzats molts cops pels violents de forma intimidatòria o manipulativa vers els altres.