EDUCACIÓN HUMANITARIA

Escrito por GEPDA. Publicado en Educación Humanitaria.

La Educación humanitaria se refiere al cuidado de los animales y el despertar de la conciencia de un niño hacia los seres indefensos que dependen de él para su sustento y vida misma. La crueldad hacia los animales por parte de los seres humanos es una de las contaminaciones más serias: la contaminación moral.

EDUCACIÓN HUMANITARIA

 

babyanimal

Exposición del problema

La Educación humanitaria se refiere al cuidado de los animales y el despertar de la conciencia de un niño hacia los seres indefensos que dependen de él para su sustento y vida misma. La crueldad hacia los animales por parte de los seres humanos es una de las contaminaciones más serias: la contaminación moral.

La niñez es la época más receptiva y en donde debe tratarse de influir positivamente; comenzar con el buen trato a los animales es la mejor manera de desarrollar y enseñar en el niño el respeto al derecho ajeno.

 

El niño siente espontáneamente una ternura y sensibilidad hacia estos animales, de ahí el que se inicie la formación con el respeto a los animales. Los animales sienten la misma vulnerabilidad que los niños sienten en el mundo de los adultos. Ir cerca de otros seres, verlos, tocarlos y hasta vivir con ellos, les permite imaginar los sentimientos de otro ser.

Psicólogos, pedagogos, maestros; sería difícil encontrar entre todos ellos a uno que no entendiera la importancia trascendental de la educación humanitaria, campo que no ha sido explorado muy profundamente a pesar de los casos documentados, estudios de criminales o adolescentes delincuentes, siendo un hecho patente la relación entre la crueldad con los animales y la criminalidad en sociedad.

 

babyanimal2

Toda persona es en primer lugar un ser concreto, un individuo, pero también es miembro de una sociedad y producto de una serie de circunstancias hereditarias y ambientales. El ser humano transcurre su vida en diferentes ambientes y culturas, cada una de las cuales tiene su pauta de conducta característica.

Es indudable que el proceso educativo conlleva en sí un cúmulo de experiencias que matizan e influyen la vida del individuo y que van desde los producidos por su inserción en una comunidad independiente a la casa paterna, hasta la influencia directa e informativa de los maestros y compañeros de escuela.

 

El tema de cómo los niños pueden ser dañados por la crueldad es un campo casi inexplorado. La esencia de una conducta cruel, es el deseo de llamar la atención por parte de individuos mentalmente débiles; alguien que carezca de oportunidades para destacar o que no puede mostrar ciertas habilidades pero que de todas maneras es ambicioso.

Criminólogos como Tocaven, Franchini-Introna, Gavan y Middendorff, aceptan que el hecho antisocial está íntimamente ligado a la estructura psíquica del sujeto. La criminalidad implica una previa deshumanización de los sujetos como individuos y una codificación de las futuras víctimas. Esta actividad criminal comienza en la niñez y alcanza su florecimiento total en la adolescencia tardía o la temprana adultez, declinando con la edad. La antisocialidad es una enfermedad social con profundas raíces y con una serie de signos y síntomas particulares.

 

babyanimal3

César Lombrozo, padre de la criminología en la obra “Los Criminales” escribió lo siguiente: “La anomalía más notable que se advierte en los criminales es la resistencia al dolor, es decir la analgesia. Los niños que poseen esta insensibilidad, se consideran como seres privilegiados y desprecian a los delicados y sensibles. Constituye un placer para estas gentes tan duras atormentar innecesariamente a otras que ellas consideran como criaturas inferiores”.

El criminal nato según Lombrozo presenta insensibilidad moral, esto es, la frialdad ante la tragedia, la falta de remordimiento. En el criminal nato hay más bien deleite, gozo y satisfacción ante el delito.

 

Es un hecho psicológico que cada ser viviente está dotado de agresividad. Esta agresividad es un impulso, una fuerza biológica necesaria para vivir y al servicio del instinto de vida. En el hombre es susceptible de ser transformado en formas creativa de conducta como lo es el trabajo, deporte, actividad artística o la simple convivencia humana. Cuando la agresividad es exacerbada por experiencias vitales negativas en exceso frustrantes, o sea, por carencias en las necesidades básicas de afecto y seguridad en la infancia, la agresión humana ya no se coloca al servicio de la vida sino que se torna destructiva.

 

babyanimal4

 

Ya desde 1880 Lombrozo también había dicho que en todo niño hay un criminal en potencia, es decir, cuando un ser humano crece en un medio en el cual se le presentan actos que van contra la naturaleza, cuando lo que observa es todo lo que de destructivo tiene el hombre, o cuando ve que ser destructivo representa un modus vivendi donde la agresividad es usada en forma negativa y no positiva, estos hechos van a crear una confusión entre los valores tradicionales y la realidad donde, a este nivel, se olvidarán los valores para no chocar contra esa realidad; así, no se puede esperar que esa persona cuando crezca, pueda formar un hogar sano y sobretodo enseñar a sus hijos el amor a la vida y la naturaleza, ya que él no aprendió o no le enseñaron a tenerlo.

 

Las inclinaciones agresivas y autodestructivas del hombre pugnan constantemente por imponerse a los impulsos creadores que tienden a preservar y asegurar la persistencia de la vida. Una ciega propensión a atentar contra el medio ambiente en que se vive, contra la naturaleza y los seres vivos que forman parte de ella, revierte en definitiva contra la integridad del ser humano, existiendo entonces el grave y gran peligro de que se considere el uso de la violencia como un método legítimo de comportamiento.

El significado particular que representa la conducta del goce sádico y el sufrimiento: matar con gratificación al ver sufrir a un ser sensible, y entre más sufre, más gratificación, simbolizan la agresión a nuestro medio natural.

 

Otro de los hechos que Lombrozo sostuvo, fue que el individuo que viola las leyes de la sociedad regresa a una forma anterior de la vida primitiva, siendo el criminal un sujeto biológicamente inferior. Hay entre la inmensa variedad humana, individuos para quienes el tormento de seres inocentes y sin defensa constituyen su secreta delicia. Es fácil situar a esta clase de criminales: siempre aparece ahí donde el hombre está a merced del hombre, disimulados entre la trama de la sociedad.

 

babyanimal5

babyanimal6

Son importantes los efectos psicológicos que tienen la crueldad y la indiferencia ante el sufrimiento ajeno en los niños y en general para las personas. Si tal desdén continúa en aumento, contribuirá significativamente a la enfermedad mental de la juventud y la sociedad.

El sentimiento de impotencia de creer que es imposible resistir la crueldad y la injusticia, convierte a los niños a menudo en neuróticos incapaces de creer en la bondad y jamás se les convencerá de lo contrario. De continuar esta situación se obtendrán generaciones de gente que no sean equilibradas emocionalmente. La clase baja es el grupo social más desprotegido y por consiguiente el más susceptible de entrar en conflicto con su mundo circundante.

 

babyanimal7

 

Miles de niños de los que se encuentran en escuelas públicas provienen de hogares en los que hay pocas oportunidades para instruirlos en aquello que es significativo en la formación de la conducta y el carácter y es aquí donde una educación humanitaria va a influir básicamente para la formación psíquica del individuo. Esta actitud, que se determina mediante ideas y hábitos, quedará fija y se reflejará en todos los actos del individuo a lo largo de su vida.

Una propuesta viable

Empecemos por formar una niñez sana física y emocionalmente en el hogar y la escuela que sepa cimentar el “mundo mejor” que esperamos para el mañana.

 

Establezcamos sistemas que permitan la transformación mental de los individuos desde su infancia hacia un respeto a la vida tanto propia como ajena. La mejor manera de motivar al niño será con un programa educativo durante su enseñanza primaria cuando menos, pero principalmente debe ser en los programas de enseñanza preescolar, primaria y secundaria. Esto se puede lograr incorporando en sus libros de texto temas sobre el buen trato y respeto a los animales así como desalentar la compra de fauna silvestre. Ahora que somos más conscientes de la conservación de la biodiversidad, sería una buena oportunidad para desarrollar este programa. Si queremos alcanzar una sociedad justa, mentalmente sana y civilizada, las escuelas deben cooperar; ha sido un descuido el que la educación que se imparte actualmente no se hayan incluido estos temas.

 

babyanimal8

 

Pero la reforma educativa no servirá para nada si no se incluye también a los medios de difusión, grandes responsables de la formación ideológica de un país. En un país como México, es de suma importancia prestar enorme atención a la formación de la niñez desde su más tierna edad en que los niños deben gozar de una educación integral. El problema es educativo; hay que educar a los adultos y a los menores simultáneamente. Si se estableciera como obligatorio para TODOS cierta instrucción humanitaria para que se modificara esa conducta agresiva, habría cierta fuerza moral para presionarnos a actuar de una forma diferente.

Nunca como hoy se aprecia en el mundo la urgencia de crear una civilización que forme seres humanos con alto sentido humanitario y ético.

 

 

La falta de un programa de Educación Humanitaria en las escuelas afectará a las siguientes generaciones.

Conclusión

A la Educación Humanitaria le interesan todos los valores humanos; así como la educación sobre el medio ambiente, está interesada en ayudar a los jóvenes a reconocer su relación con el delicado sistema que mantiene toda la vida en nuestro planeta. Sin embargo, las metas de la Educación Humanitaria son algo distintas porque no sólo se quiere atender y apreciar estas reglas, sino también que se adquieran valores y comprensión para un comportamiento responsable y compasivo tanto para los seres no humanos como para los humanos y el medio ambiente.

La meta principal de esta educación consiste en ayudar a los jóvenes a desarrollar un sistema de ética humanitaria que les permita determinar el comportamiento adecuado e inadecuado hacia los animales y hacia ellos mismos. Faltan lecciones dedicadas simplemente a las “reglas de bondad” para que los niños las absorban, son indispensables ya en nuestras aulas porque la educación actual no les ayuda a construir la base para un sistema en el que puedan formar decisiones éticas. Los objetivos de la verdadera Educación Humanitaria se enfocan a aumentar el conocimiento y la comprensión, desarrollando el aprecio y actitudes positivas, promoviendo un proceso mental basado en dichas actitudes y comprensión para que los jóvenes puedan y escojan actuar de manera compasiva.

“No me interesa ninguna religión cuyos principios no mejoran ni toman en consideración las condiciones de los animales”
Abraham Lincoln

El maltratar a los animales significa cobardía e ignorancia.
León Tolstoi

Lo anterior es un trabajo recopilado por:
LIC. ELSA CASTAÑEDA RÉGAGNON.
M.V.Z. RODOLFO HERNANDEZ VELASCO.

Adaptación / Gente por la Defensa Animal, a.c.