No con mis ojos

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

no.con.mis.ojos

 

No con mis ojos, ni con los de las mujeres y hombres que esta noche han salido a la calle, ni con los de los niños madrileños que el pasado 8 de mayo pedían un mundo libre de violencia contra los animales.

 

 Nuestros ojos están cansados. Cansados de contemplar a diario el sufrimiento de personas y animales. Cansados de ver que nuestras palabras y caricias reconfortan a las víctimas, pero no son suficientes.  Cansados de mirar a una sociedad que desprecia a los que son diferentes por su sexo, por su inclinación sexual, por su color, por su lugar de nacimiento, por su edad, por su especie…

 no.con.mis.ojos.2

 

En una época de intensa lucha contra las injusticias sociales, en que  los ciudadanos desesperados salen a la calle reivindicando una vida digna, en que una valiente mujer, Beatriz Menchén, arriesga su salud con una huelga de hambre de más de 20 días y cuando las muertes y agresiones por violencia de género no dejan de golpear los cuerpos y las almas de mujeres, sus hijos y sus animales...la Comunidad de Madrid adolece de una grave ceguera ante el sufrimiento.  Con dinero público se ha organizado una vergonzosa exposición “Una mirada femenina del toreo” en que se pretende reivindicar el papel de la mujer en la tauromaquia, un mundo que siempre se ha distinguido por su discriminación hacia las mujeres y por la exaltación del poder, el ensañamiento y la crueldad hacia un herbívoro inocente.  Igualmente grave es que la C. De Madrid haya reducido  el presupuesto de los centros para mujeres maltratadas en un 10,5%, ha rebajado un 13% las partidas destinadas a la lucha contra la violencia machista y un 22%  el dinero para las políticas de igualdad.

 

Debería ser motivo de profunda reflexión el hecho de que si los actos que se cometen sobre el toro en la plaza fueran ejercidos sobre un gato o un perro, serían considerados delito según el Código Penal. El maltrato a los animales, lejos de ser algo “festivo “es una cuestión que comprende disciplinas como la Ética, la salud mental y la seguridad ciudadana. El maltrato a los animales forma parte de los ítems diagnósticos de diversos trastornos mentales (como el trastorno de conducta) y se ha demostrado científicamente su asociación con el trastorno antisocial de la personalidad, la psicopatía o el trastorno sádico de personalidad. Asimismo, también existe una asociación entre el maltrato a los animales y la violencia contra mujeres, menores y personas mayores. Como es obvio, la violencia es violencia, sea cual sea la víctima, y quienes recurren a la violencia en el trato con los animales tienen más probabilidades de emplearla también en sus relaciones con los humanos. Independientemente de si la dirigen contra animales o humanos, estos agresores utilizan la fuerza y el poder de la violencia para dominar y controlar a los demás.

 

Un aspecto que algunos desconocen, es que, además de la relación entre el maltrato a los animales y la violencia hacia las personas, ser testigo directo del maltrato a los animales también puede conducir a futuros comportamientos violentos hacia otros seres humanos. Estudios recientes demuestran que el simple hecho de ser testigo del maltrato a los animales perpetúa el ciclo de la violencia a través de la insensibilización y de la imitación. Los jóvenes que presencien maltrato animal de manera reiterada podrían ser más vulnerables a “aprender” a usar la violencia en sus relaciones personales.

Está claro que las corridas de toros comparten las principales características de esas formas de maltrato a los animales que según se ha descubierto están asociadas con la violencia hacia los humanos. El poder, el dominio, la subyugación y el control son todos ellos componentes de las corridas de toros. La gravedad del daño infligido a los animales también constituye una variable importante en dicha asociación. El herir al toro en un proceso lento y ritualizado que culmina con su muerte, es comparable a casos de maltrato grave y atroz.

 

La escritora Alice Walker, autora de El color Púrpura, dijo: "Los animales no están hechos para los humanos, al igual que las mujeres no están hechas para los hombres ni los negros para los blancos"…. Sin lugar a dudas, ése es el mundo que nuestros ojos quieren contemplar.

 

Dra. Núria Querol i Viñas

 

Bióloga y Médico

Fundadora del Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales.

Directora del Observatorio de Violencia Hacia los Animales.

Representante en España de la National Link Coalition (USA)

Miembro de la Comisión de lucha contra la violencia familiar y de género del Hospital Universitario Mútua Terrassa

Miembro de la Asociación Americana de Criminología, Especialista en crueldad hacia animales

Miembro de la American Sociological Association, secciones "Animals and Society" y "Crime Law and Deviance"

Miembro de la Sociedad Española de Investigaciones Criminológicas

Miembro de la Societat Catalana de Psiquiatría i Salut Mental

Miembro de la Sociedad Americana de Psicología-División de Estudios Humano-Animal

Miembro de la International Association for Women’s Mental Health