José Bretón, Una cadena de desgracias: "He quemado perros y gatos"

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

cnp

Las declaraciones de José Bretón son espeluznantes, al menos para cualquier ser humano cuerdo y con un mínimo de empatía. En esta ocasión, dejaré de lado el presunto asesinato de Ruth y José para hacer unas consideraciones sobre factores de peligrosidad. En distintas investigaciones se ha visto una asociación entre la comisión de maltrato a los animales y crímenes violentos, entre éllos, homicidios y asesinatos. 


Uno de los estudios más conocidos es el elaborado por el FBI en asesinos en serie, según el cual un 46% de estos maltrataba animales durante la adolescencia. Un estudio realizado en Cataluña se presentó en el Congreso de la American Society of Criminology de San Francisco (2010).  

El estudio  se basa en una muestra de 50 sujetos, de los cuales casi el 24% estaban acusados / condenados por delitos graves (violentos) o en fase de cumplimiento de sentencia por homicidio, asesinato o asesinato en grado de tentativa, y el 6% por violación (en cuatro casos, de 5 a 23 víctimas por agresor).

Se estudió una submuestra de 24 individuos mediante cuestionarios para evaluar el maltrato a los animales, y la PCL.SV para evaluar rasgos psicopáticos de personalidad y conductas antisociales. Se obtuvo una tríada enuresis-piromanía-crueldad con animales en un 23,5% de la muestra, con tríada incompleta (uno / dos ítems) en un 65%. Si se considera sólo la crueldad hacia los animales como elemento aislado, la encontramos en un 41,7% de la muestra.

Otra tríada pronóstica, como es traumatismo craneal + paranoidisme + abusos (sexuales-psíquicos-físicos; Pincus 2002) aparece completa en un 41% de la muestra, y es incompleta en un 70,6%. Se deben estudiar, pues, factor predictivos de la violencia futura (falta de empatía, enfermedad psiquiátrica, lesión cerebral, crueldad con animales, trastorno de los impulsos y / o retraso de la maduración esfinteriana) para entender el fenómeno de la interacción humana violenta.

Las tríadas descritas pueden valorarse en el mundo de la violencia doméstica conyugal, contra los ancianos, los menores, o incluso contra los animales, utilizados muchas veces por los violentos de forma intimidatoria o manipulativa hacia los demás.

 

Bretón afirma que quemaba gatos y perros en Las Quemadillas....¿qué gatos y perros? ¿por qué nadie hizo nada? ¿cómo es posible que nadie se diera cuenta? Asesinos en serie o spree killers notorios como Jeffrey Dahmmer o Kip Kinkle realizaban atroces actos de crueldad contra animales públicamente y hablaban de éllo. Por desgracia, todos pensaron que "sólo eran animales", con lo que se perdieron oportunidades excelentes de intervenir para detener la escalada violencia y, presumiblemente, salvar a victimas no humanas y humanas.

Este caso no debería ser un linchamiento hacia el CNP sino una reflexión sobre cómo la sociedad fracasa al despreciar señales de alarma que cuesta vidas.