Carta al Diario Què!

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

Estimados Sres de QUÈ!

Les escribo en relación a la sección Què!última del jueves 7 de junio titulada "Casos reales aunque cómicos" donde, ciertamente, hay alguna anécdota divertida pero hay otras que "no dan risa", precisamente.   Ustedes han publicado algún artículo sobre violencia hacia los animales por los cuales les he felicitado pero creo que esta vez han cometido un error. El maltrato o la muerte de animales no tiene nada de divertido ni da risa ni se trata de una "anécdota" sino que, como corroboran numerosos estudios, correlaciona con trastornos psicopatológicos que pueden abarcar desde el pobre manejo de la ira a la personalidad psicopática. El tipo de maltrato que ha recibido el animal permite, además, elaborar un perfil de la persona que lo ha cometido y es algo que el FBI utiliza desde los años setenta para la elaboración de perfiles criminales. Existen veterinarios forenses  expertos en crueldad hacia los animales cuyos análisis ayudan a hacernos una idea de lo que aconteció antes de que el animal muriera, al igual que sucede con las personas.   En Los Ángeles y otras ciudades de EEUU existe una unidad de la policía especializada únicamente en la investigación de casos de crueldad hacia animales, y en otros países hay cuerpos especiales llamados "humane law enforcement".

En la primera investigación española sobre psicopatía y crueldad hacia los animales, subvencionada por el Institut de Medicina Legal i Forense de Catalunya, pudimos comprobar que los estudios anglosajones eran extrapolables a nuestra realidad, y que el mayor ensañamiento con el animal correlacionaba con mayor grado de psicopatía.

Finalmente, la segunda sentencia del régimen de visitas pone de manifiesto la poca comprensión que existe por parte de algunos jueces del bienestar de los animales de compañía, ya que los animales, al igual que nosotros, establecen vínculos afectivos y sufren ansiedad por separación. Como curiosidad, les comento que existen ciudades en EEUU cuyas ordenanzas municipales han cambiado el término "mascota" y "dueño" por "animal de compañía" y "guardian" o custodio con el fin de evitar considerar a los animales como mera propiedad y tratarlos  como seres sintientes con necesidades físicas y afectivas.

 

Atentamente,

Núria Querol i Viñas

Miembro de la Asociación Americana de Criminología, Experta en crueldad hacia animales.

Miembro de la Asociación Internacional para el Estudio de Trastornos de Personalidad

Miembro del Comité de Médicos para una Medicina Responsable
Miembro de Animals and Society Institute
Miembro de la Academy of Behavioral Profiling

Fundadora de GEVHA

***********************************

ULTIMA PAGINA


REDACCIÓN NACIONAL
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado el 07/06/2007

CASOS REALES, AUNQUE CÓMICOS, QUE OCURREN EN LOS JUZGADOS

Estas sentencias no se pueden tomar a broma...
AUNQUE DEN RIS

Parecen chistes pero son situaciones reales que se dan en los juzgados y que son recogidas bimensualmente por la revista 'Procuradores', editada por el Consejo General de Procuradores de España. Una auténtica antología de anécdotas judiciales.

Solicita la autopsia del cadáver de... un gallo
Un magistrado de Gerona ordenó a un veterinario hacerle la autopsia a un gallo para comprobar ¡si había sido asesinado! El animal, de nombre Matildo, pertenecía a una especie de gallo en extinción muy típico del Empordà. De hecho, fue la propietaria de Matildo la que denunció a su vecina y a la hija de ésta por presunto 'gallicidio'.

Tras separarse piden régimen de visitas para ver al perro
El juzgado de Primera Instancia aceptó que el 'ex' tuviese un régimen de visitas para estar con su perro, Yako, tras separarse de su mujer. Como ella no lo cumplió él la denunció y entonces un tribunal de Barcelona falló en contra del marido al considerar 'absurdo' que la primera sentencia equiparase los derechos de un animal con los de un niño.