Respuesta a "Vida d'ocell de la Rambla" "Compartimentació moral"

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

Los escribo en relación al artículo de la Sra. Empar Moliner "Vida de pájaro de la Rambla" (6/X/2009) preguntándome, una vez más, por qué debe haber esta reticencia a aceptar cambios destinados a mejorar la dignidad de otras especies animales en lugar de aceptarlo con la satisfacción de pensar que son pequeños pasos hacia un mundo más compasivo y respetuoso.

 

Versión en catalán:
http://paper.avui.cat/article/ultima/176195/vida/docell/la/rambla.html

Traducido al castellano:

VIDA DE PÁJARO DE LA RAMBLA

empar_moliner
Empar Moliner


"Cuando me atrevía a pasear por la Rambla me gustaba ver las pajarerías. Pero ya entiendo que los pájaros necesitan un mínimo espacio. Y es por| eso que los diarios han publicado estos días que estos puestos tienen los días contados. "Se dejará una único puesto de animales y su presencia será testimonial, teniendo en cuenta el carácter histórico de las pajarerias en este lugar". Las otras paradas tendrán que reorientar los negocios.

Supongo, sin embargo, que si las pajarerias de la Rambla tienen que tener unos mínimos de espacio para que los animales no sufran, los compradores también tendrán que garantizar que las jaulas que los destinarán no son pequeñas. Sería todavía más cruel que los pájaros de la Rambla vivieran en una parada lujosa y, después, cuando ya se hubieran acostumbrado a la buena vida, fueran a parar a una jaula de dos palmos. O peor todavía. A trabajar en la mina.

Pero, si la nueva jaula centralizada de los pájaros de la Ramblà tendrá 40 metros, cuántos metros tendrían que tener las piscinas de los crustáceos que se hospedan en las marisquerías (por cierto, con las pinzas atadas)? Aquellas langostas y aquellos bogavantes también se merecen vivir en el espacio necesario antes de ser hervido vivo. ¿Y los caracoles que amontonamos en jaulas minúsculas para que se purguen bien purgados?

Y si se me permite la osadía, encuentro que una vez hayamos solucionado el problema de las condiciones de vida de los pájaros de la Rambla, podríamos solucionar el problema de las condiciones de vida de los niños que -dormidos de forma psicotrópica- se tumban encima de sus presuntas madres rumanas, que piden caridad no mucho lejos de la Rambla. Y ya lo sé. Ya lo sé, que un niño no es lo mismo que un pájaro. La prueba es que los circos donde trabajan animales salvajes están prohibidos en Barcelona. Pero los circos donde trabajen niños acróbatas, no."


COMPARTIMENTACIÓ MORAL


Núria Querol i Viñas

Benvolguts Srs de l'Avui,
 
Els escric en relació a l'article de la Sra Empar Moliner "Vida d'ocell de la Rambla" (6/X/2009) preguntant-me, una vegada més, per què deu haver-hi aquesta reticència a acceptar canvis destinats a millorar la dignitat d'altres espècies animals enlloc d'acceptar-ho amb la satisfacció de pensar que són petits passos cap a un món més compassiu i respectuós. Resulta fins i tot avorrit que cada cop que sorgeix una notícia innovadora pel que fa a la protecció dels animals, apareguin pseudoconsciències defensant causes sobre les que, possiblement no estan fent res o bé no se'ls desperta aquesta beligerància quan apareixen altres notícies força més indignants: per què l'Empar no defensa els nens explotats quan es fan públiques les xifres de les subvencions de diner públic per a la promoció d'activitats taurines? (més de 560 milions d'euros anuals, que podrien invertir-se en nombroses causes socials). Com sempre, em segueix fent molta gràcia que hi hagi gent gent que no entén que defensar una causa no anul.la les altres...és més....per què per defensar una causa (els nens drogats) sembla que calgui atacar una altra? Mai entendré aquesta compartimentació moral. Però el més graciós de tot és que l'Empar, per defensar la seva causa,  s'ofengui amb els qui defensen la dignitat dels animals no humans però no vegi que els qui l'haurien de preocupar són els que es queden a casa seva rascant-se la panxa i no es belluguen ni pels nens rumanesos, ni pels ocells de la Rambla, ni per l'escalfament global, ni tan sols per acostar-se al quiosc a comprar l'Avui per llegir els seus articles.
 
Molt atentament,
 
Núria Querol i Viñas
 
COMPARTIMENTACIÓN MORAL
 
Les escribo en relación al artículo de la Sra. Empar Moliner "Vida de pájaro de la Rambla" (6/X/2009) preguntándome, una vez más, por qué debe haber esta reticencia a aceptar cambios destinados a mejorar la dignidad de otras especies animales en lugar de aceptarlo con la satisfacción de pensar que son pequeños pasos hacia un mundo más compasivo y respetuoso. Resulta incluso aburrido que cada vez que surge una noticia innovadora en cuanto a la protección de los animales, aparezcan pseudoconsciencias defendiendo causas sobre las que, posiblemente no están haciendo nada o no se les despierta esta beligerancia cuando aparecen otras noticias bastante más indignantes: ¿por qué Empar no defiende a los niños explotados cuando se hacen públicas las cifras de las subvenciones de dinero público para la promoción de actividades taurinas? (más de 560 millones de euros anuales, que podrían invertirse en numerosas causas sociales). Como siempre, me sigue haciendo mucha gracia que haya gente gente que no entiende que defender una causa no anul.a las otras ... es más .... ¿por qué para defender una causa (los niños drogados) parece que haya que atacar otra? Nunca entenderé esta compartimentación moral. Pero lo más gracioso de todo es que Empar, para defender su causa, se ofenda con quienes defienden la dignidad de los animales no humanos pero no vea que los que deberían preocuparse son los que se quedan en su casa rascándose la barriga y no se mueven ni por los niños rumanos, ni por los pájaros de la Rambla, ni por el calentamiento global, ni siquiera para acercarse al quiosco a comprar l'Avui para leer sus artículos.


Dra. Núria Querol i Viñas

Médico residente en el Hospital Universitario Mútua de Terrassa y Bióloga especialista en Biología Celular y Genética y Biosanitaria.
Estudios en Psicología, Criminología, Perfil Criminal y Psicopatía, e Investigación de Homicidios en Serie.
Fundadora del Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales.
Miembro de la Comisión de Ética y Experimentación Animal de la Generalitat de Catalunya.
Miembro de la Asociación Americana de Criminología, Especialista en crueldad hacia animales.
Miembro de la Asociación Internacional para el Estudio de Trastornos de Personalidad.
Miembro de la Academia de Perfil Comportamental.
Miembro del Comité de Médicos para una Medicina Responsable.
Miembro de Americans and Europeans for Medical Advancement.
Miembro de PRODA.
Miembro de AIUDA, Asociación Interuniversitaria para la Defensa Animal.
Miembro de la Societat Catalana de Psiquiatría i Salut Mental.
Miembro de la Sociedad Americana de Psicología-División de Estudios Humano-Animal
Coordinadora del Área de Relaciones Internacionales de la Fundación Altarriba.
Representante de InterNICHE. Ha participado en numerosos congresos nacionales e internacionales sobre Violencia, Alternativas a la Experimentación con Animales, Protección Animal y Educación Humanitaria.
Ha ejercido tareas docentes en la UAB y colabora regularmente con varios medios de comunicación.
Participa en proyectos de investigación sobre violencia hacia humanos y animales y educación humanitaria.

 

Información relacionada sobre la terrible situación de los animales en las paradas: http://www.publico.es/espana/222101/ramblas