Hallan un caballo en el vertedero de Ciudad Real que llevaba semanas agonizando

Escrito por Belén Rodríguez Lanza Digital.

Hallanuncaballo.01

La Protectora de Animales La Bienvenida de Ciudad Real tuvo que intervenir el sábado de urgencia en el vertedero de la Cabeza del Palo de la capital en el que los servicios de limpieza, acostumbrados a casi todo, encontraron algo insólito: un caballo moribundo, al que hubo que sacrificar para aliviarlo y que según el veterinario Carlos Espinar, colaborador de la Protectora, “podría llevar dos semanas abandonado a su suerte, en unas condiciones terribles”.

Se trata del caso más grave de crueldad animal del que esta asociación, que preside Carmeli Álvarez, ha tenido noticias en los últimos años, y sus voluntarios, como las personas que asistieron al animal antes de aplicarle el eutanásico siguen impactadas por las tremendas circunstancias en las que fue hallado. “Por desgracia no tenemos ni idea de quienes pueden ser las ‘bestias’ que han hecho esto, de lo contrario intentaríamos emprender algún tipo de acción legal”, aseguró a este periódico Álvarez, que tuvo que movilizar a sus voluntarios tras el aviso de los operarios de limpieza que descubrieron el caballo.

Carlos Espinar, de la clínica Equican del barrio de los Ángeles, dice que al animal “lo han llevado sin ningún tipo de sentimientos al basurero, sin un cubo de agua ni pienso, ni sombra”. Por las condiciones en las que lo encontró y su experiencia el veterinario dice que “por lo menos llevaría dos semanas así, y no tenía signos de padecer ninguna enfermedad. Estaba postrado, en los huesos y hasta había cavado un hoyo alrededor con las patas y el cuerpo para intentar levantarse”.

Sin microchip
Además del aviso de la protectora Espinar dice que también recibió una llamada de la Policía Local por lo que de manera altruista acudió al mediodía del sábado y tras comprobar que no llevaba microchip, lo que dificulta seguir el rastro de su propietario, le suministró un tranquilizante y un eutanásico para que dejara de sufrir. De sus restos se harán cargo los servicios de limpieza. “Mi opinión es que además de abandonarlo vivo cuando lo hicieron estaba en perfecto estado”.

El veterinario es consciente de que va a ser difícil que alguien pague por esto, al igual que la presidenta de la Protectora, “por desgracia en la legislación hay muy poca protección”, y recuerda que cualquiera que posea un animal se tiene que hacer responsable de él desde el punto de vista veterinario. “Si tienes un animal enfermo y lo quieres sacrificar hay que hacerlo de la mejor manera y tras haber consultado a un profesional”.

Carmeli Álvarez, que dirige la protectora La Bienvenida, afirma que la única pista que creen tener sobre este caso es la de una persona que según dice llamó hace unos días “preguntando si nos podíamos hacer cargo de un caballo. Le dijimos que no, que nosotros sólo acogemos perros y gatos, que para ese tipo de servicios está el Seprona de la Guardia Civil o El Chaparrillo, cuál ha sido nuestra sorpresa cuando nos han avisado de esto”.

Abandono animal
La gestión del abandono animal es responsabilidad de los ayuntamientos que por lo general delegan en protectoras a las que subvencionan si bien el trabajo suele ser voluntario y altruista. Es el caso de la protectora La Bienvenida de Ciudad Real que lleva más de treinta años trabajando con perros y gatos, con Carmeli Álvarez como rostro más visible, aunque el centro dispone de un grupo de colaboradores y voluntarios.

Su trabajo, reconocido en muchas ocasiones, pasa sobre todo por cuidar y recoger animales abandonados e intentar recolocarlos con dueños adoptados. En los últimos años y a través de Internet han intervenido en la adopción en el extranjero de unos cien perros. Pero la lucha contra el abandono animal no les da tregua. Cada vez hay más mascotas y el abandono y maltrato siguen estando a la orden del día, aunque hace tiempo que en La Bienvenida no se encontraban con un caso así que ni siquiera pueden denunciar, “no sabemos nada de quién o quienes han podido hacer esto”, agrega Álvarez.

La Protectora de Animales tiene unas instalaciones localizadas en el Camino de Sancho Rey s/n, que cualquiera puede visitar cuando están allí los vigilantes y voluntarios, además en estos momentos existe un nuevo proyecto municipal de construir un nuevo centro mucho más grande y ambicioso que no termina de gustar a los responsables de la Protectora, “no están contando con nosotros, y yo creo que merecemos un respeto por la labor que llevamos desempeñando durante todas estas décadas con y sin ayudas públicas”, dice la presidenta. La asociación no recoge animales de particulares, ni tampoco los admite de otros pueblos o ciudades. La labor de recogida la realiza en todo momento la policía o el personal destinado a este menester en cada municipio y animal se envía al refugio que esté estipulado .

El centro siempre tiene que procurar sacarle el máximo rendimiento a los exiguos recursos de los que dispone y además denuncia, al menos públicamente, en cuanto tiene conocimiento de cualquier tipo de maltrato animal, como el caso de este caballo.