Acusado un vecino de Almonte de disparar a un perro y envenenar a otro, propiedad de su vecino

Escrito por Qué.

Agentes de la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Huelva han imputado a un vecino de Almonte por una falta contra los intereses generales y por un delito de tenencia ilícita de armas, al disparar presuntamente a un perro y envenenar a otro, propiedad de su vecino.

31 de marzo de 2011

almonte.acusado.disparar

 

 

HUELVA, 31 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Huelva han imputado a un vecino de Almonte por una falta contra los intereses generales y por un delito de tenencia ilícita de armas, al disparar presuntamente a un perro y envenenar a otro, propiedad de su vecino.

Según ha informado la Benemérita en un comunicado, después de que el dueño de los perros presentara una denuncia por los hechos, los agentes llevaron a cabo una inspección y constataron la muerte de los perros, ambos de raza mastín. Uno de ellos presentaba un orificio de bala en el vientre y el otro evidentes síntomas de envenenamiento.

Según manifestó el propietario de los animales, el día anterior, cuando se hallaba en la finca de su propiedad, oyó un disparo y acto seguido apareció su perro herido de bala, que murió instantes después. A continuación apareció su otro perro, el cual echaba abundante espuma por la boca y que también murió. Los dos perros, según el propietario, venían de la finca vecina la cual tenía la entrada abierta.

Durante la inspección que se realizó en la finca colindante, los agentes del Seprona solicitaron la presencia del Equipo Canino de la Junta de Andalucía, especializado en la detección de venenos, los que tras una extensa búsqueda lograron localizar unos restos de vómitos del animal envenenado, que fueron recogidos y enviados para su análisis. Además los guardias civiles hallaron una escopeta del calibre 410 y munición para la misma, la cual no se hallaban amparada bajo ninguna documentación. El calibre de esta arma y los cartuchos encontrados en el lugar y en el cuerpo del animal, eran todos coincidentes.

Después de levantar las correspondientes actas, se instruyeron las diligencias oportunas y se requisó el arma, siendo el atestado remitido al Juzgado de Instrucción de Guardia de La Palma del Condado.