Seis meses de cárcel y una multa de 500 euros por torturar y quemar a un gato

Escrito por Diario de Avisos.

Un vecino de avanzada edad de la población alicantina de Callosa d’En Sarrià ha aceptado una pena de seis meses de prisión y una multa de 500 euros por torturar y quemar a un gato en abril de 2009 en una finca de su propiedad.

 

Según han confirmado a Efe fuentes jurídicas, la sentencia por conformidad se ha dictado en el juzgado de instrucción número 1 de Villajoyosa, después de que las partes hayan alcanzado un acuerdo que también incluye una pena de un año y cuatro meses de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.

La acusación particular pedía una pena de nueve meses de prisión y 4.000 euros de indemnización, por un delito tipificado en el artículo 337 del Código Penal, que prevé penas de hasta un año de cárcel para quiénes maltraten a animales domésticos causándoles la muerte o provocándoles “lesiones que produzcan un grave menoscabo físico”.

Por su parte, el ministerio fiscal pedía cuatro meses de cárcel, por dos meses el abogado de la defensa.

Los hechos sucedieron el 17 de abril de 2009 en una finca propiedad del condenado en la carretera que une Callosa d’En Sarrià y Bolulla, en la comarca de la Marina Baixa.

Según la denuncia presentada por una particular, que junto a tres personas más se acercó hasta el lugar al escuchar los alaridos de un animal, el hombre había cazado a un gato con una trampa situada dentro de la finca.

Seguidamente le disparó varias veces con un arma y “se sentó un momento para contemplar los sufrimientos” del animal, para posteriormente rociar al gato con un líquido inflamable y prenderle fuego con un soplete hasta que éste “murió abrasado”.

Fuentes jurídicas han señalado a Efe que el acusado ha reconocido hoy los hechos.

Los 500 euros de indemnización, que el acusado abonará de forma fraccionada, irán a parar a una protectora de animales de Orihuela.