11 meses de prisión por amenazar de muerte a su mujer y sus hijos; y maltrato a animales

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

11.meses.de.prision  

El titular del Juzgado de lo Penal número uno de Santander ha condenado a un total de once meses de prisión, por delitos de maltrato familiar y maltrato de animales, a un hombre de 47 años de edad, que amenazó con matar a su compañera sentimental y a sus tres hijos, uno de ellos, de siete años de edad, y que mató a una perra de la familia con una horca y después apaleó a otro perro de su propiedad al que intentó ahorcar.

  3 de noviembre de 2005, 15h10
11 meses de prisión por amenazar de muerte a su mujer y sus hijos; matar a una perra y apalear y colgar a un perro

SANTANDER, 3 (EUROPA PRESS)

El titular del Juzgado de lo Penal número uno de Santander ha condenado a un total de once meses de prisión, por delitos de maltrato familiar y maltrato de animales, a un hombre de 47 años de edad, que amenazó con matar a su compañera sentimental y a sus tres hijos, uno de ellos, de siete años de edad, y que mató a una perra de la familia con una horca y después apaleó a otro perro de su propiedad al que intentó ahorcar.

La sentencia, hecha pública hoy, considera probado que el acusado, Jesús María L.H., natural de Hoz de Anero, llegó en estado de embriaguez sobre las tres de la tarde del pasado 4 de junio a su casa, situada en el barrio La Fuente, de Queveda, en Santillana del Mar, insultando, tanto a su compañera sentimental, con la que convive hace veinte años, como a sus hijos de 18, 16 y 7 años.

El procesado amenazó a los cuatro miembros de su familia con que les iba a matar e iba a quemar la casa, y, seguidamente, les lanzó varios platos sin alcanzarles, cayendo éstos al suelo.

Tras esto, se acostó a dormir la siesta y al levantarse, cogió una horca y mató a una perra pequeña propiedad de la familia. A continuación, cogió un palo, y golpeó repetidamente a un perro de raza rotwailer y después, le pasó una cuerda por el cuello y lo colgó de un poste, si bien el animal no llegó a morir ahorcado porque uno de los hijos del acusado logró descolgarlo.

Según recoge la sentencia, la compañera sentimental del procesado había presentado ya en el año 1991 una denuncia por agresión. Los hechos se declararon constitutivos de una falta y se archivaron por prescripción.

El pasado 6 de junio, se dictó una orden de protección que solicitó la mujer y el hijo mayor del agresor y se acordó el alejamiento de éste respecto a los denunciantes y los otros dos hijos menores.

La sentencia condena ahora a Jesús María L.H., como autor de un delito de maltrato familiar, a la pena de ocho meses de prisión, con inhabilitación para el sufragio pasivo durante el tiempo de la condena; a la prohibición de acercarse a la persona y el domicilio de su compañera sentimental y sus tres hijos durante dos años, y también le prohíbe que tenga armas y porte armas durante el mismo tiempo.

Igualmente la sentencia, que es firme, impone al acusado tres meses de prisión, con inhabilitación para el sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, por otro delito de maltrato de animales.