ARCADYS ha presentado denuncia por la crucifixión de un gato

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

arcadys.01ARCADYS ha presentado denuncia ante el Ayuntamiento de Fuenterrobles por la crucifixión de un gato por parte de unos jóvenes en dicha localidad.

ARCADYS ha presentado denuncia ante el Ayuntamiento de Fuenterrobles por la crucifixión de un gato por parte de unos jóvenes en dicha localidad.

ARCADYS ha presentado denuncia ante el Ayuntamiento de Fuenterrobles por la crucifixión de un gato por parte de unos jóvenes en dicha localidad.

En la denuncia Arcadys solicita la apertura del expediente sancionador a fin de que este maltrato animal no quede impune y se aplique las sanciones que contempla tanto la Ley 4/94 sobre protección de los Animales de Compañía en la Comunidad Valenciana, como el Código Penal.

Dado que este tipo de actuaciones vulneran el Código Penal en su artículo 337, esta asociación espera que se dé cuenta al Juzgado por parte del Ayuntamiento a fin de que la justicia actúe en consecuencia.

Los hechos relatan que un grupo de jóvenes crucificaron una gato que luego fue abandonado en la Glorieta de la localidad, siendo descubierto por el alguacil del consistorio que según las noticias publicadas, incluso pudo fotografiarlo. La Guardia Civil, avisada por el ayuntamiento a través de las investigaciones realizadas, ha identificado a tres de los agresores tras interrogar a los miembros de una pandilla juvenil.

A juicio de esta Asociación de Protección Animal, este acto de violencia no puede ni debe quedar impune, toda vez que los infractores han manifestado una total y absoluta indiferencia ante el sufrimiento ajeno (en este caso el de un animal) acompañado de un sadismo preocupante a cualquier edad, cuanto más en unos muchachos que sin lugar a duda precisan de urgente ayuda psicológica, de acuerdo a los estudios realizados por los científicos sobre este tipo de comportamientos, ya que manifiestan un perfil violento que desemboca normalmente en un adulto antisocial y problemático.

En los Fundamentos del derecho se considera que existe vulneración de:

CÓDIGO PENAL . La modificación del Código Penal y la remodelación del artículo 337 recoge el maltrato a los animales. La ley dice que los que maltraten con ensañamiento e injustificadamente a animales domésticos causándoles la muerte, o provocándoles lesiones que produzcan un grave menoscabo físico serán castigados, incluso con penas de prisión de tres meses a un año e inhabilitación especial de uno a tres años , para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales”. Además, también se le sancionará económicamente en correspondencia a cada caso.

LEY 4/94 DE LA GENERALITAT VALENCIANA DE 8 DE JULIO SOBRE PROTECCIÓN DE LOS ANIMALES DE COMPAÑÍA , Art.4 , que prohíbe estos actos , considerándolos como FALTA MUY GRAVE castigada con multas de hasta 18.000 Euros .

NO a la muerte de seres inocentes,

Campaña de Recogida de Firmas

A.R.C.A.D.Y.S. - C/ Alejandro VI 4-1º-4ª 46005 Valencia - Telf.: 96 373 91 05 Fax: 96 395 25 61

 

Noticias relacionadas:

http://servicios.lasprovincias.es/valencia/pg051207/prensa/noticias/Sucesos/200512/07/VAL-SUC-135.html

Un grupo de menores crucifica a un gato y lo abandona muerto en la glorieta de Fuenterrobles
Los agresores pintaron una estrella de seis puntas en la cruz.
Un grupo de menores de la localidad de Fuenterrobles crucificó a un gato siamés y lo abandonó muerto en la glorieta de la población.
La Guardia Civil ha identificado a tres de los agresores tras interrogar a los miembros de una pandilla juvenil.
El suceso ha causado una gran conmoción en este pueblo de unos 700 habitantes.
JAVIER MARTÍNEZ/ VALENCIA
Crueldad, salvajismo, maltrato y barbaridad son algunas de las palabras que han pronunciado en los últimos días los vecinos de Fuenterrobles cuando comentan la muerte de un gato siamés.

El felino apareció clavado en una cruz de madera en las inmediaciones de la glorieta del pueblo. El reloj marcaba las ocho de la mañana del pasado viernes cuando el alguacil descubrió la brutal acción de una pandilla juvenil.

“Yo tengo muchos animales y la verdad es que me impresionó bastante ver al pobre gato crucificado en las tablas”, afirmó Daniel Iranzo. “No entiendo cómo puede haber personas tan crueles”, añadió.

El alguacil, que se dirigía a limpiar el lavadero público, trasladó el animal a un campo cercano para que los vecinos no vieran la barbaridad y comunicó el macabro hallazgo a la secretaria del Ayuntamiento.

Desde el Consistorio se informó de los hechos a la Guardia Civil de Camporrobles, que se hizo cargo de las investigaciones.

Una patrulla de la Benemérita se desplazó al lugar y recogió el gato y las dos tablas de la cruz, donde los agresores pintaron una estrella de seis puntas y escribieron dos frases a modo de dedicatoria.

Un extraño ritual
Tras realizar numerosas indagaciones en el pueblo e interrogar a varios miembros de una pandilla juvenil, la Guardia Civil logró identificar a tres de los menores que mataron al felino durante un extraño ritual.

El gato siamés crucificado era de una familia del pueblo que no ha tenido nada que ver con la muerte del animal.

El felino desapareció hace dos semanas y sus dueños lo buscaron por el pueblo. Tras tener conocimiento de la atrocidad, los propietarios del siamés se quedaron perplejos, ya que nunca imaginaron que su lindo gatito de pelaje beige acabaría clavado en una cruz.

El alguacil fotografió el animal antes de que la Guardia Civil se lo llevara, por lo que han sido varias las personas que han visto la horrenda imagen del felino crucificado.

Violencia juvenil
La cruel muerte del gato, atribuida a una pandilla juvenil del pueblo, no es la única acción violenta que se registra en Fuenterrobles en los últimos meses.

La piscina municipal de esta localidad de la comarca de la Plana de Utiel-Requena también fue asaltada por un grupo de jóvenes. “Rompieron una valla y realizaron pintadas en la caseta de los vestuarios”, explicó un concejal de Fuenterrobles.

La Guardia Civil investiga si los menores identificados como presuntos autores de la crucifixión del felino son los mismos que causaron los daños en las instalaciones municipales.


http://servicios.lasprovincias.es/valencia/pg051215/prensa/noticias/Sucesos/200512/15/VAL-SUC-178.html

Los menores de Fuenterrobles declaran que no realizaron un ritual con el gato
Los menores acusados de crucificar un gato siamés en Fuenterrobles reconocieron los hechos ante la Guardia Civil, pero declararon que no realizaron ningún ritual con el animal. Como ya informó LAS PROVINCIAS, el felino apareció muerto y clavado en una cruz junto a la glorieta del pueblo.

Una patrulla de la Guardia Civil acudió al lugar y recogió el gato y la cruz, donde los agresores pintaron una estrella de seis puntas y escribieron una dedicatoria. La extraña muerte del siamés fue descubierta el pasado 2 de diciembre por el alguacil.

El alcalde de Fuenterrobles restó ayer importancia a los hechos y los calificó de “una acción propia de chiquillos que no saben lo que hacen”. La primera autoridad municipal y la madre de uno de los menores mostraron su indignación porque “se ha dado una proporción excesiva” al suceso.

“Fuenterrobles es un pueblo acogedor, donde hay algunas rencillas entre los vecinos como en otras localidades, pero no somos salvajes y no hay violencia juvenil. Esperemos que no la haya nunca”, afirmó la mujer.