Carta a Alcalde de Fuenterrobles

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

Hemos tenido conocimiento del triste suceso de la crucifixión de un gato por parte de unos jóvenes en el pueblo de Fuenterrobles.
No obstante, nos han preocupado sus declaraciones en el periódico Las Provincias donde resta importancia a la tortura y muerte de dicho gato afirmando que:
"...se trata de una acción propia de chiquillos que no saben lo que hacen..."

 D. Héctor Monteagudo
Ayuntamiento de Fuenterrobles
Plaza del Retiro, 1 

Estimado D. Héctor Monteagudo,

Hemos tenido conocimiento del triste suceso de la crucifixión de un gato por parte de unos jóvenes en el pueblo de Fuenterrobles. No obstante, nos han preocupado sus declaraciones en el periódico Las Provincias donde resta importancia a la tortura y muerte de dicho gato afirmando que se trata de una acción propia de chiquillos que no saben lo que hacen.

En primer lugar, según la Ley 4/94 sobre protección de los Animales de Compañía en la Comunidad Valenciana y el artículo 337 del Código Penal, se tipifica como delito, por lo que su responsabilidad como alcalde es que se cumpla la Ley y, en consecuencia, que los responsables del delito no queden impunes. 

Por otro lado, nos parece muy preocupante que reste importancia a un acto de crueldad hacia un ser vivo (independientemente de que esté tipificado como delito).

Sepa usted que torturar y matar a un animal no es una acción propia de chiquillos, en realidad se trata de una señal de alarma de un posible trastorno de conducta.

De hecho, el agente especial del F.B.I. Allen Brantley, especializado en crueldad hacia los animales, enfatiza que "La crueldad hacia los animales no es una válvula de escape inofensiva en un individuo sano: es una señal de alarma" e incluso el conocido perfilador criminal y ex-agente del F.B.I. Robert K. Ressler señaló en su curso magistral impartido en el Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia, la importancia de no obviar los actos de crueldad hacia los animales por parte de niños y adolescentes.

El hecho de prestar atención a la prevalencia de la crueldad hacia animales en niños y adolescentes nos permite estudiar el abuso a animales como un signo de un trastorno de conducta (CD= Conduct Disorder según el DSM-IV), las motivaciones y la etiología.

Por ello es importante incluir información sobre crueldad hacia animales en los instrumentos para medir los jóvenes en situación de riesgo de cometer conductas anti-sociales o violentas, hecho que viene realizando el F.B.I. desde los 1970's para la elaboración de perfiles de criminales con el VICAP (Ressler et al., Alan Brantley)

El comportamiento violento es multidimensional y plurietológico, y tener en cuenta la crueldad hacia animales no significa ser capaces siempre de identificar la violencia juvenil, pero este ítem ha recibido una atención insuficiente como señal de alarma para la identificación de jóvenes en riesgo de perpetrar violencia
inter-personal (ya descrito por Pinel en 1809) y/o que han sido víctimas de malos tratos.

Durante los últimos 150 años, el conocimiento convencional y los programas de educación humanitaria nos han llevado a pensar que un niño que crece maltratando animales acabará siendo insensible a otros seres humanos.


Desde 1980, a raíz de múltiples informes sobre asesinos en serie y de masas, se ha renovado el interés en estos estudios ya que se descubrió que tenían un denominador común: habían cometido actos de crueldad hacia animales en su infancia, a menudo presenciados por vecinos pero nadie informó a la policíaSegún los expertos, pueden identificarse unos rasgos comunes en niños/adolescentes que presentan
violencia escolar (incluyendo asesinatos en masa):

- Se sienten inferiores y criticados
- Presentan comportamientos violentos/agresivos de diferentes maneras
y no en un episodio aislado.
- Son rechazados repetidamente, lo que contribuye al
incremento progresivo de su agresividad.
- Niños aislados mientras sufren daño emocional.

Los adultos no prestaron la suficiente atención a signos de alarma (como el maltrato a animales, ya que no se consideró a los animales como víctimas si no como una propiedad).

Hay jóvenes que cometen actos de crueldad hacia animales como síntomas de
una psicopatología y, a veces, acompañados de una historia familiar problemática.

Además de las características arriba enumeradas, su "perfil" puede incluir:

- Diagnóstico de trastorno de conducta.
- Falta de cuidados y/o malos tratos (abuso físico, abuso sexual o emocional, no atención médica, etc.)
- Violación de las normas sociales y los derechos humanos y animales básicos.
- Perpetrar actos criminales violentos o no, incluyendo los relativos a la propiedad.
- Baja autoestima y elevada susceptibilidad a la presión de otras personas.
- Poco control de la agresividad física y la ira (empiezan las peleas, se auto-mutilan, o agreden a otras personas o animales).
- Rechazo real o percibido erróneamente y sentimiento de ser criticados y/o perseguidos.
- Falta de control de impulsos.
- Sentimientos de falta de poder e inferioridad.
- Capacidad no adecuada de relacionarse socialmente en la mayoría de ámbitos.
- Exceso o falta de apego.
- Falta de apoyo e inculcación de valores básicos por parte de los padres.
 
Esta es sólo una pequeña muestra de la importancia de conceder a los actos de crueldad hacia los animales la atención e intervención necesarias.

Lógicamente, y en primer lugar, porque una sociedad civilizada no puede tolerar la tortura a un animal como algo aceptable, ya que diría bien poco de nuestra categoría moral y falta de empatía, pero en última instancia, la intervención precoz en casos de crueldad hacia animales no es sino una manera de prevenir el fenómeno global de la violencia.


Quedamos a su disposición por si considera necesario informarse en mayor profundidad sobre el tema.
Le agradecemos su interés y esperamos que rectifique su enfoque respecto a la tortura de animales.
Reciba nuestro más cordial saludo y los mejores deseos para el año próximo.

Núria Querol i Viñas
 
Fundadora del Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales www.gevha.com

Miembro de la American Society of Criminology www.asc41.com Miembro de la Academy of Behavioral Profiling www.profiling.org
Miembro de la International Society for the Study of Personality Disorders
y la Sociedad Española para el Estudio de los Trastornos de la Personalidad http://www.isspd.com/  
http://www.seetp.com/

 

Organización Internacional para la Defensa de todos los Animales
 
Nuria Querol i Vinas
Coordinadora secciones RRII,Violencia a Animales, Experimentacion Animal & Alternativas | International Liaisons Officer, Alternatives to Animal Testing, Animal Abuse Studies
Fundacion Altarriba
c/Pau Claris 87
08010 Barcelona
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.altarriba.org
tel: +34 93 412 0073
 
Add me to your address book...Want a signature like this?