LA JUSTICIA TAMBIÉN DEFIENDE A LOS ANIMALES

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

Por primera vez, un juez español ordenó que se allane una casa y que se le retiren siete perros a su dueño por haberlos maltratado. El informe de los veterinarios fue contundente: descuido, heridas en la piel y desnutrición. La conducta se considera delito en España tras la última reforma del Código Penal.
LA JUSTICIA TAMBIÉN DEFIENDE A LOS ANIMALES
Fuente: Diario judicial, 11-04-06
Por primera vez, un juez español ordenó que se allane una casa y que se le retiren siete perros a su dueño por haberlos maltratado. El informe de los veterinarios fue contundente: descuido, heridas en la piel y desnutrición. La conducta se considera delito en España tras la última reforma del Código Penal.


Un juez español ordenó que se allane una casa para "rescatar" a siete perros que vivían en muy malas condiciones. La Policía rescató a los animales, que permanecen por mandamiento judicial en el Parque Zoosanitario de Málaga. La investigación continúa abierta. Y el dueño podría ser acusado penalmente.

Como primera medida, el juez dictó una orden judicial (no hay precedentes de un caso similar) para entrar en la propiedad, donde permanecían enjaulados los animales. Una vez adentro de la vivienda, agentes del Grupo de Medio Ambiente de la policía local rescataron a los siete perros de lo que consideraban una muerte muy probable.
El dueño, de 38 años, fue denunciado por un presunto delito contra la protección de los animales domésticos, según informaron fuentes policiales. El maltrato contra animales dejó de ser considerado una falta y se transformó en delito tras la última reforma del Código Penal español. Actualmente figura en el artículo 337.

La causa se inició tras la intervención de un grupo de ciudadanos que denunciaron ante la Sociedad Protectora de Animales que había unos perros abandonados en una jaula, sin agua y sin comida. Los denunciantes relataron que ellos mismos les llevaban alimentos de vez en cuando para que no murieran de hambre.

Durante el operativo, la policía solicitó la presencia de un veterinario, que ratificó en términos médicos lo que parecía evidente. El informe detalló que los siete perros -seis galgos (tres machos y tres hembras) y un bodeguero andaluz mestizo- presentaban un estado crítico.

El especialista determinó que los canes presentaban diversas heridas, unas cicatrizadas y otras no, pero en todos los casos sin tratar. En el parte reflejó que, además de las lesiones externas, podrían encontrarse parásitos internos y otras enfermedades.