Vecinos de Aguiño aclaman con vítores al agresor de un perro

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

Contenido destacado Las espeluznantes imágenes que recorrieron las televisiones del país en los últimos días, en las que se ve al aguiñense Juan Lado agredir con saña a un perro de su propiedad, y que provocaron una cascada de reacciones críticas contra esta acción, no conmovieron a un grupo de unas cuarenta personas que ayer, a las puertas del juzgado de Ribeira, vitorearon al dueño del can.

http://www.lavozdegalicia.es/inicio/noticia.jsp?CAT=126&TEXTO=5104224

RIBEIRA

Vecinos de Aguiño aclaman con vítores al agresor de un perro

Increparon al denunciante por facilitar las imágenes a los medios de comunicación.

Maltrato de animales

Contenido destacado

Maltrato a un perro en Aguiño

Imágenes

(Firma: Ch. López / M. Ares | Lugar: ribeira)

Federico Real afirma que filmó la agresión al perro después de ver cómo ya había sido maltratado anteriormente.

Las espeluznantes imágenes que recorrieron las televisiones del país en los últimos días, en las que se ve al aguiñense Juan Lado agredir con saña a un perro de su propiedad, y que provocaron una cascada de reacciones críticas contra esta acción, no conmovieron a un grupo de unas cuarenta personas que ayer, a las puertas del juzgado de Ribeira, vitorearon al dueño del can. Además, amenazaron, e incluso conminaron a irse de la parroquia, a Federico Real, el denunciante, y a su familia.

El encuentro en las dependencias judiciales nada tenía que ver con el ensañamiento de Juan Lado con el animal. Se trataba de un juicio de faltas en el que se iba a dirimir la responsabilidad de un episodio más del enfrentamiento entre ambos, que empezó hace cuatro años a causa de la propiedad de un camino en la parroquia ribeirense de Aguiño. Allí comenzaron las diferencias de los recién llegados, el veterinario Federico Real y su esposa Pilar Alonso, con sus vecinos, especialmente con Juan Lado.

En medio de las desavenencias, Federico Real, que asegura que fue testigo de diversos malos tratos de Juan Lado hacia su perro, decidió un día grabar las imágenes que se difundieron estos días por las televisiones, y que sirvieron de base para que el autor fuera sancionado por la Consellería de Medio Ambiente con una multa de 6.000 euros.

Los aguiñenses que ayer vitorearon al agresor explicaron su actitud: «Leva 35 anos no pobo e nunca tivo problemas con ninguén, excepto co veterinario»; «se o can lle comía as galiñas tiña que darlle para que aprendera, que non fora a morderlle ao neto», fueron algunas de las explicaciones vecinales.

Por el contrario, recriminaron a Federico Real que difundiera las imágenes de la agresión al animal, «pola que xa pagou a súa pena, e non se entende que se remova o tema se non é por intereses do veterinario. Se quere aos animais, cómo en vez de gravar non intentou salvalo», dijo un vecino.

Juan Lado agradeció el apoyo de la gente y dijo que en el juicio se demostró «quen son», refiriéndose a los denunciantes, a los que acusó de mentir.

El matrimonio tuvo que salir protegido por la policía y en un coche patrulla.