Dejan ciegas a tiros a tres yeguas con una escopeta de aire comprimido

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

Unos desconocidos han atacado con una escopeta de aire comprimido a varias yeguas del lagar de los Dolores, de Moriles, dejando ciegas a tres de ellas y a una tuerta. El propietario de las mismas, Francisco López, ha denunciado que los animales han recibido unos 100 impactos de balines de aire comprimido en la cabeza y los ojos.

MORILES SU PROPIETARIO DENUNCIA LA ENORME CRUELDAD CON QUE SE HA COMETIDO EL ATAQUE

Dejan ciegas a tiros a tres yeguas con una escopeta de aire comprimido

Unos desconocidos acercaron a los animales a la escopeta y les realizaron unos 100 disparos. Los agresores robaron el arma en el interior del cortijo, donde causaron numerosos destrozos.

19/09/2006 JUAN A. FERNANDEZ

Uno de los animales agredidos en la cabeza y los ojos.
Foto:JUAN A. FERNANDEZ

Unos desconocidos han atacado con una escopeta de aire comprimido a varias yeguas del lagar de los Dolores, de Moriles, dejando ciegas a tres de ellas y a una tuerta. El propietario de las mismas, Francisco López, ha denunciado que los animales han recibido unos 100 impactos de balines de aire comprimido en la cabeza y los ojos.

López no entiende cómo se puede llegar a tal grado de crueldad, cebándose de esta manera con unos animales completamente indefensos que se encontraban amarrados y pastando en unos rastrojos en los alrededores del cortijo, situado en la zona de Moriles Altos, junto a la carretera que comunica la cercana localidad de Moriles con la de Aguilar de la Frontera. Se da la circunstancia de que tres de las cuatro yeguas atacadas por los desconocidos se encuentran preñadas y algunas de ellas incluso en un avanzado estado de gestación.

ENSAÑAMIENTO Francisco López ha denunciado los hechos ante la Guardia Civil y considera que se ha actuado con alevosía y ensañamiento, pues un día antes reventaron las puertas del cortijo con unas hachas y después robaron una carabina de aire comprimido con la que agredieron a las yeguas, a las que casi inmovilizaron para impactar más certeramente con los balines.

Tras ello dejaron la escopeta en las inmediaciones de la finca. Al día siguiente volvieron de nuevo al cortijo donde realizaron de nuevo actos vandálicos, intentando quemar puertas, ya que en el entorno del edificio se pudieron encontrar varios martillos y algunos objetos robados en su interior y destrozados.

Los agresores realizaron también una serie de pintadas en el interior del cortijo y dejaron en un salón restos de colillas y de porros de hachís. Francisco López es un conocido agricultor y bodeguero de Moriles que ha dedicado toda su vida a la crianza de animales y que posee unas 40 yeguas. Los animales agredidos son de pura raza española. Ahora su propietario está pendiente de que se les realice una inspección veterinaria para evaluar los daños causados. López confesaba ayer, muy emocionado, que no sabe lo que pasará con estos animales agredidos, a los que tiene un gran cariño por haberlos criado desde pequeños.

Espera que den resultado las averiguaciones que se están llevando a cabo por parte de la Guardia Civil y que sobre estos agresores caiga todo el peso de la ley, dado que considera que nunca está justificado agredir de esta manera tan brutal a unos animales totalmente indefensos.