Rescatan a dos perros degollados y una perra malherida en Segovia y Ávila

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

Voluntarios de El Refugio han rescatado a dos perros degollados y una perra malherida, con un hachazo en el lomo. Ninguno de ellos poseía microchip para identificarlos. Según ha informado esta asociación, los animales fueron trasladados a una clínica veterinaria de Madrid donde actualmente se recuperan de sus lesiones.

http://www.elrefugio.org/NoticiaLeerMas.aspx?Id=134

http://www.informativos.telecinco.es/maltrato_animal/perros_degollados/perra_malherida/el_refugio/dn_35278.htm

Rescatamos dos perros degollados y una perra malherida, con un hachazo en el lomo
Viento y Niebla, dos perros con el cuello totalmente degollado. Ventisca, una perra con la parte posterior del lomo abierta.

Viento llevaba desde septiembre escondiéndose debajo de los coches de la plaza de Cerezo de Arriba (Segovia). Alfonsa, una vecina, le quitó en septiembre una cadena con un palo que llevaba colgando del cuello, pero su error, según ella, fue no fijarse que dentro del cuello llevaba incrustada una cuerda fina de naylon negro. Viento desde entonces, no se ha dejado coger por nadie, hasta que Alfonsa avisó a El Refugio; voluntarios de la asociación acudieron a rescatarlo y tras sedarlo con un dardo anestésico, consiguieron rescatar a Viento, un cruce de Pastor Alemán, macho, de nueve meses de edad, con todo el cuello degollado.

A Niebla, una perrita hembra, mestiza, de color marrón y tamaño medio, de unos siete meses de edad, la encontraron dos vecinos, Erika y Carlos, paseando por El Espinar (Segovia). Se les acercó de forma muy cariñosa, pero su sorpresa fue cuando vieron que tenía todo el cuello degollado, la llevaron a su casa y le dieron comida y agua e inmediatamente llamaron a El Refugio, que a la mañana siguiente recogió a Niebla y la ingresó en una clínica veterinaria en Madrid para darle todos los cuidados necesarios.

Ventisca es una hembra de menos de un año de edad, de color marrón, mestiza, muy desconfiada, que alimentaban varias vecinas en Mesegar de Corneja (Ávila) desde hace meses. Hace pocos días Ventisca apareció con un corte tremendo en la parte posterior del lomo, presumiblemente de un hachazo, por lo que una socia de El Refugio se puso en contacto con la organización que acudió a rescatar al animal. Aunque las vecinas conseguían acariciarla, Ventisca, muy desconfiada, no se dejaba coger, por lo que varios voluntarios de El Refugio tuvieron que dormirla antes de poder cogerla.

Gracias a los vecinos de las diferentes localidades, se ha podido rescatar a Viento, Niebla y Ventisca, nombres que se les asignaron en El Refugio.

“Ventisca, presenta una herida contusa en la base de la cola que podría haber sido causada con un objeto cortante tipo hacha o similar. Viento, desprendía un olor pútrido procedente de una herida en el cuello causada por una cuerda que se encontraba incrustada en la musculatura. La herida producida por dicha cuerda era supurante y de aproximadamente 2 cm. de espesor. Viento se encuentra actualmente bajo observación, en espera de una pronta recuperación. Niebla, a diferencia con Viento, no llevaba la cuerda incrustada en el cuello aunque el aspecto de la herida daba a entender que se trataba de una lesión ya antigua.” Indicó Maria Pérez, veterinaria de El Refugio.

Viento, Niebla y Ventisca, se recuperan de sus lesiones en una clínica veterinaria en Madrid, ninguno está identificado con microchip. En cuanto estén totalmente recuperados podrán ser adoptados por una familia donde reciban todo el cariño necesario para poder olvidar lo que les sucedió.

“La colaboración de los vecinos ha sido imprescindible, sin ellos los perros habrían podido morir. Ahora pondremos todos los medios a nuestro alcance para sacar adelante a Viento, Niebla y Ventisca y cuando estén totalmente recuperados les buscaremos una familia que los quiera adoptar.” Manifestó Nacho Paunero, presidente de El Refugio.


“Los hechos pueden ser constitutivos de un delito de maltrato grave de animales domésticos del art. 337 y una falta de abandono del art. 631 del Código Penal, por lo que serán denunciados de forma inmediata ante el Juzgado competente por El Refugio, quien se personará en el procedimiento que se incoe en concepto de acusación particular, a los efectos de depurar responsabilidades penales contra los autores del maltrato y abandono denunciado, quienes podrían ser condenados, entre otras, a la pena de prisión de 3 meses a un año.”
Declaró Milagros Lorente, responsable del Departamento Jurídico de El Refugio.

http://www.informativos.telecinco.es/maltrato_animal/perros_degollados/perra_malherida/el_refugio/dn_35278.htm