Noël

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

noel-01

Cachorrito encontrado medio muerto, tirado en el fango. Era un amasijo putrefacto de pelos y heridas enterradas en pus. No se le veían ni los ojos de la cantidad de garrapatas y rastas que portaba. El pelo quemado, sus patitas, rabito, testículos y orejas, cortados con tijeras.

 

 

* NÖEL * La Coruña

Se lo encontró la chica que le está dando asistencia médica, cariño, amor y comida.

Por prescripción veterinaria el perro no puede recibir visitas, ni de los dos perritos que comparten la casa con él, están separados por el momento. Ellos fueron los que avisaron a sus dueña de la existencia de Noël.

Son perros adiestrados en rescate y asistencia. Simplemente maravillosos. Cuando vimos a Nöel, quedamos espantados, jamás nos encontramos con algo parecido, fué horrible. Advierto que es de lo peor que he visto. Eso, si es que se puede distinguir algo, de entre su amasijo de pelo quemado, sus patas, su rabito y testículos mal cortados con unas tijeras, junto a sus orejitas. Una gran quemadura infectada y feísima en su lomo, aunque no se sabe si puede ser una secuela de apaleo reinfectado..... Mil garrapatas, sucio muy, muy, muy sucio, con rastas que apestaban entre suciedad y sangre y pus.

Lo llevamos enseguida al veterinario y cada vez que se acercaba alguna persona a él, chillaba de pánico pensando en cuál sería la nueva barbarie que le haría el siguiente humano. Por eso, actualmente es imposible su adopción. Descartada por ahora. Lo más importante por el momento es su recuperación. Más tarde, en un futuro, previsiblemente en mes y medio o dos meses, según evolución, se barajará qué adoptante sería idóneo para este perrito, que lógicamente presentará problemas psicológicos. Por lo cual, dicho candidato debería ser alguien que sepa del manejo de perros.

Un buen adiestrador que sea ducho en comportamiento canino, algún etólogo. Más que dinero, necesitamos mucho más un buen adoptante que fuera una persona "especial" para un caso como éste, tan horrible....

noel-02


noel-03

Carta de su cuidadora y salvadora:
La Coruña. Es Navidad y yo tengo una historia que contar. Una historia de malos tratos, abandonos y solidaridad. Una historia que mezcla lo mejor y lo peor del ser humano. Es la historia de Noel.

Noel es un perrito que fue encontrado la mañana de Navidad en Coruña, en las afueras de un poblado gitano. Una perra pastor alemán, adiestrada en rescate y un pit bull (si, de esos a las que el hombre ha hecho tanto daño), adiestrado en asistencia, se las ingeniaron para encontrar en el lodo, el cuerpo casi sin vida de Noel. Bea, la dueña, no tuvo corazón para dejar allí al amasijo de pelos y suciedad que alguien había arrojado en Navidad. Lo metió en su coche sin importarle el olor a putrefacción, ni las garrapatas que consumían su cuerpo y se lo llevó porque llegaba tarde a trabajar. Desesperada y enfadada, pidió ayuda a través de Internet para que alguien en Coruña lo llevara al veterinario, comida, unas mantas? Y esa petición tuvo una respuesta. Otras personas en Coruña, fueron a llevarle comida, algunas en otros rincones de España y Europa, se unían para aportar dinero. Y el veterinario abrió su consulta la noche de Navidad para atender a Noel.


A Noel le quemaron el lomo, tenía heridas infectadas por todo el cuerpo, le habían intentado arrancar el rabito y sus orejitas con unas tijeras. Estaba desnutrido, sediento, aterido de frío, en la más inmensa y profunda de las soledades. Tan solo acompañado por las garrapatas y totalmente asustado, chillaba cada vez que se acercaban a él temiendo, quizá, otro horror más. Pero él no podía salir corriendo porque ni siquiera podía sostenerse en pie. Así que solo chillaba y miraba aterrorizado a su alrededor.

Cuando se dio cuenta que las personas que lo trataban no eran como esas otras que lo torturaron, soportó estoicamente el corte de pelo, la limpieza y la desinfección, que el veterinario le arrancara los cientos de garrapatas que no dejaban siquiera ver su mar de inmensa dulzura y agradecimiento, sus enormes ojos rebosantes de eterna bondad y dignidad malheridas.
Bajo su pelaje solidificado por la sangre, el pus y la suciedad, aparecieron las heridas y las quemaduras. Soportó las dolorosas curas y la amputación de su pequeño rabito descuartizado, a pesar de que estaba tan débil, de hecho todos dudaban de que fuera capaz de aguantar la anestesia. No tenía fuerzas para moverse, sólo para respirar. Muy despacito, muy despacito, debajo de una mantita que le mantenía calentito.
Mientras tanto, un puñado de gente se movilizaba en Internet el día de Navidad, para aportar dinero y poder compartir los gastos, para buscarle un hogar donde pueda ser un perrito feliz en el futuro.

El veterinario ya le ha dado el alta a Noel. Aunque aún no se tiene en pie. Rehuye la mirada de los seres humanos. Pero descansa, recuperándose poquito a poco con gente que no le va a hacer daño. Con ese par de ángeles que lo encontraron. No puede ver gente, por consejo veterinario, tiene que estar muy tranquilo y recuperarse de las heridas, las del cuerpo y las del alma que presumiblemente son las que más profundamente le han herido. Y volver a confiar en el ser humano. O en algunos....

Por increíble que parezca, la mayoría vuelven a confiar en el ser humano.

Necesita un dueño, experto, que sepa como sacar adelante a un perro maltratado hasta límites que pocos seres humanos aguantarían. Alguien con entrega, tesón, inmenso amor y paciencia, que conozca el comportamiento canino.


Quizá, todavía sea Navidad y haya más ángeles dispuestos a hacer un poco más por Noel.
¡¡Noel!!

El pequeño cachorrito lleno de milagro. Capaz de mostrar la peor parte del humano. La cobardía, la prepotencia, el abuso, la mezquindad, el crimen?..Sin embargo, cuando más apenada estaba de pertenecer a la estirpe del ser humano, movilizas a cientos de personas que muestran a través de tu penosa historia lo bueno de "algunos" como la bondad, la compasión, el amor, la solidaridad, el altruismo??
Por eso te llamo mi pequeño "perrito milagro".

Escribo esta carta, con la esperanza puesta en conseguir dos objetivos. Primero, que esta historia llame la atención de alguien y poder ayudar a Noel a encontrar una familia capacitada, que le cuide cuando se recupere. Y segundo, que entre todos nos concienciemos, y de una vez por todas, hagamos algo para evitar más navidades, más vacaciones, como éstas a tantos otros Noeles que caminan en la tristeza del dolor y el abandono o perecen en el anonimato.

noel-01
Parece que su generosidad, su agradecimiento, su superiodidad respecto del ser humano, es tan abismal, que, incluso habiendo padecido toda la barbarie que un ser humano le inflingió, aún así lame, suavemente, las manitas de su benefactora, el ángel que le recogió y que le está cuidando excelentemente, cada vez que lo acaricia, le da de comer o le abriga con su mantita. Dentro de lo malo, ha tenido la gran suerte de dar con sus tres angelitos, el Pastor Alemán entrenado para el rescate, el Pitbull entrenado en asistencia y su dueña. Tiene una mirada serena, limpia y agradecida.