Drillo: galgo ahorcado sobrevive

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

ANAA rescata un galgo que sobrevivió a varios intentos de ahorcamiento. Drillo, que así se llama, está fuera de peligro pero muy asustado. Conoce aquí su historia. ADVERTENCIA: FOTOS MUY DURAS.
29/01/2007
La historia se repite

ANAA rescata un galgo que sobrevivió a varios intentos de ahorcamiento. Drillo, que así se llama, está fuera de peligro pero muy asustado. Conoce aquí su historia. ADVERTENCIA: FOTOS MUY DURAS.

Únete a la recogida de firmas para prohibir la caza con galgo, pincha aquí.

Ayúdanos a evitar y castigar hechos como este, firma tambien por una Ley Nacional de Protección Animal aquí.
http://www.20minutos.es/noticia/197554/0/galgo/ladrillo/anaa/
29-01-2007 Drillo, un galgo ahorcado varias veces que consigue sobrevivir hasta ser rescatado

La historia se repite: de nuevo, un aviso de un galgo en un pueblo de Toledo con pánico a la gente… además lleva algo colgando del cuello y se aprecia una herida alrededor… Llevan meses alimentándolo, pero no se deja tocar por nadie…

Una vez rescatado, después de no pocos esfuerzos, todos entendemos el origen de ése pánico… Tiene una cuerda atada al cuello, incrustada en una herida enorme, profunda e infectada que el pobre perro tiene alrededor del cuello, como un gran anillo sangrante. En sus patas también están las huellas de heridas causadas posiblemente por cuerdas…

¿Qué ha hecho este pobre animal para que alguien quiera desearle tanto dolor? Su gran pecado no ha sido otro que el de nacer galgo en España. Esa tradición que sufren los galgos en éste país, que nadie entiende, es la que ha hecho que Drillo haya tenido que sufrir lo indecible hasta ser rescatado.

Cuentan en el pueblo que alguien le ató un ladrillo al cuello… En el momento de su rescate, de la cuerda colgaba algo, un mogollón hecho de pus, tierra y porquería que imaginamos la tortura que debió sumar a la que ya tenía que sufrir con ésa gran herida y la cuerda que se le incrustaba, además de la gran infección que le estaba causando.

Gracias a que un matrimonio del pueblo donde estaba se encargó durante meses de alimentarlo, Drillo ha estado lo suficientemente fuerte como para poder aguantar y sobrevivir. Ha requerido varias horas de operación para quitarle todo el tejido inservible que ésa cuerda ha ido rasgando, y para coserle ése cuello seccionado y que pueda cicatrizar bien… Pero va a salir adelante. Una vez más, vamos a lograrlo. Le hemos prometido que va a curarse, que se va a librar de ésos dolores y que podrá disfrutar de un buen hogar el resto de su vida. Porque se merece no volver a sufrir nunca más el más minimo dolor… Ningún animal merece que nadie le haga esto nunca más.
 
 
 
http://www.20minutos.es/noticia/197554/l/#comentarios

ANAA rescata a un galgo que, tras varios intentos de ahorcamiento, deambuló durante meses con un ladrillo atado al cuello

LUIS REPISO. 01.02.2007 - 12:42h
Estado de Drillo cuando fue rescatado. (ANAA)
  • Drillo fue rescatado en Choza de Canales, Toledo.
  • Se desconoce el autor de lo ocurrido.
  • El galgo tenía una herida de tres centímetros de espesor.
  • El rescate fue muy complicado, porque el animal huía al ver a las personas.

Chozas de Canales, una localidad toledana de algo más de 1.000 habitantes, ha sido escenario de uno de esos episodios de maltrato animal que pone los pelos de punta a todo aquel con un mínimo de sensibilidad y que, por desgracia, son tan habituales en España.

Aunque el emplazamiento es diferente, y lo acontecido tiene sus propios matices, las víctimas se repiten una y otra vez: los galgos.

En esta ocasión la tortura ha señalado a Drillo, un perro famélico y desesperado por el dolor que ha deambulado durante meses con una soga atada al cuello, y después de que sus verdugos hayan intentado ahorcarle en repetidas ocasiones.

Por si fuera poco, alguien tuvo el detalle de amarrar un ladrillo al final de la cuerda.   

Asustado y dolorido

Sólo el interés de un matrimonio del pueblo, que daba de comer a Drillo y que avisaron a la Asociación Nacional Amigos de los Animales (ANAA), le ha podido salvar la vida.

Drillo huía cada vez que veía a alguien y era muy difícil cogerlo

No obstante, la captura del animal no fue una tarea fácil, ya que el miedo y el dolor hacía muy complicado alcanzar al can. "Tuvimos que enviar a nuestro grupo especializado en rescates, ya que Drillo huía cada vez que veía a alguien y era muy difícil cogerlo", asegura Laura Trillo, voluntaria de ANAA.

El galgo tuvo que ser operado de urgencias durante tres horas, ya que la herida de su cuello de más de tres centímetros de espesor ha ido cicatrizando con la soga en su interior. Además, y según informa ANAA, también tenía señales de tortura en sus patas. 

"El animal tuvo que sufrir una terrible agonía durante su ahorcamiento", asegura Trillo, quien ha sido imposible identificar al autor de la tortura porque "todos los cazadores se protegen entre ellos, y nadie decía nada".

Anteproyecto de ley

El pasado 26 de enero, el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto que recoge la futura ley de biestar animal.

En la norma se regula la "prohibición de las actividades consideradas más graves, tales como el maltrato, el abandono o la utilización de animales en peleas".

"La mayor novedad de la ley es que se ha incluído un apartado específico para perros y gatos, y además se endurecen los castigos", asegura Nacho Paunero, presidente de El Refugio.

De esta forma, y dependiendo de la gravedad de la gravedad de la infracción, el caso irá por vía administrativa o penal. "Un ahorcamiento puede ser castigado con la cárcel", matiza Paunero.

No obstante, y tal y como demandan las distintas asociaciones protectoras, lo que urge es una ley marco específica contra el maltrato animal. "El Gobierno ya está elaborándola, y estoy seguro de que no tardará en llegar", afirma Paunero.

Ahora sólo falta una cosa: "La gente debe denunciar para que se pueda aplicar la ley", insta Trillo.