Apalea a su perro con un palo por hacer sus necesidades en su cuarto

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

Un vecino de Castellón de 32 años ha sido detenido como presunto autor de un delito de maltrato de animales domésticos, después de apalear a su perro porque se había hecho sus necesidades en su cuarto.

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/noticia.asp?pkid=276931

CASTELLÓN / EL ANIMAL HUYÓ DE LA CASA SANGRANDO POR EL LOMO

Apalea a su perro con un palo por hacer sus necesidades en su cuarto

Detenido por maltrato de animales, delito penado de 3 a 12 meses.

07/02/2007 REDACCIÓN

El perro es el mejor amigo del hombre, pero no siempre sucede lo contrario, y el ser humano puede llegar a ser su peor enemigo. Un vecino de Castellón de 32 años ha sido detenido como presunto autor de un delito de maltrato de animales domésticos, después de apalear a su perro porque se había hecho sus necesidades en su cuarto.

La detención, según informaron ayer fuentes policiales, se produjo en la madrugada del 31 de enero, en el domicilio del detenido, D.P.S., de 32 años. Sus vecinos alertaron a la policía por los aullidos, ladridos y lamentos del animal. Los agentes se personaron en la vivienda y observaron cómo el joven todavía tenía en su poder un palo de una altura aproximada de 1,60 metros y un grosor considerable, con el que pegó a su perro, que cuando su dueño abrió la puerta, "salió huyendo, mientras sangraba abundantemente por el lomo".

Cuando los policías le preguntaron por el motivo de la paliza al perro, el hombre les contestó que había hecho sus necesidades en el interior de su habitación y que le había dado un castigo. Los familiares del dueño manifestaron a los agentes que el animal no había salido de casa en todo el día y que cuando el dueño llegó a casa y encontró su cuarto sucio cogió el palo y le golpeó "violentamente y con saña", según las mismas fuentes.

Los policías detuvieron al propietario del animal y dieron una batida para localizar a este, que había escapado de su dueño.

Los agentes dejaron al perro al cuidado de los familiares del detenido, quienes lo trasladaron a una clínica veterinaria. Allí le observaron una herida inciso contusa por la cual perdió gran cantidad de sangre, pudiendo estar dañada una arteria. Además, presentaba un tono cardiaco muy debilitado y pérdida de color en las mucosas.

Al detenido se le considera presunto autor de un delito de maltrato a animales domésticos, tipificado y penado en el artículo 337 del Código Penal, que contempla penas que van de los tres meses a un año de prisión.