La Policía busca a una brasileña por su presunta implicación en el rito de magia negra

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

Restos del último rito satánico:

rito.satanico.01

La Policía Local de Mieres, tras una denuncia presentada por la Protectora de Animales, ha abierto un expediente sobre el episodio de ritos satánicos con sacrificio de animales que ha tenido lugar en San Tirso.

CAUDAL
La Policía busca a una brasileña por su presunta implicación en el rito de magia negra de San Tirso.

La investigación apunta a que la sospechosa estuvo relacionada con una línea 900 l No se descarta que la mujer haya abandonado ya el concejo

Mieres del Camino, D. M.

La Policía esta buscando a una mujer de origen brasileño por su presunta implicación en el rito de magia negra con animales muertos que el pasado febrero tuvo lugar en la localidad de Les Escueles, en el valle de San Tirso.

La Protectora de Animales de Mieres ha aportado información que apunta a que esta inmigrante estuvo relacionada con una línea 900 dedicada a futorología y ocultismo. La sospechosa no ha sido aún localizada y no se descarta que abandonara el municipio. La Policía Local de Mieres, tras una denuncia presentada por la Protectora de Animales, ha abierto un expediente sobre el episodio de ritos satánicos con sacrificio de animales que ha tenido lugar en San Tirso.

Fuentes del servicio descartaron que exista riesgo de que este tipo de prácticas tenga muchos seguidores en el concejo, pero reconocieron que sí es posible que puedan guardar alguna relación con otros sucesos de esta índole. En concreto, insistieron en que en el último año se han producido en Mieres otros dos actos relacionados con acciones paganas. Se refirieron a unos actos vandálicos en el cementerio de La Belonga, con cruces invertidas y pintadas, y en el salón parroquial de La Peña, en la entrada al valle de San Tirso. GEVHA Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales
(www.gevha.com)

Los animales encontrados en San Tirso presentaban un aspecto espeluznante, con las cabezas degolladas y las patas cortadas. El propietario de la finca donde fueron depositados los restos fue quien se puso en contacto con la Protectora, que, a su vez, informó a la Policía Local. Pocos días después Mieres sufrió otro supuesto caso de magia negra. A finales de febrero aparecieron en el cementerio de La Belonga diversos objetos que estarían relacionados con una ceremonia de brujería. Se trata de ocho vasos de cristal con agua y pétalos de margaritas y de rosas, además de piezas de fruta. Según los expertos, son elementos que se habrían utilizado en un ritual para provocar la separación de un matrimonio o una pareja.