Encuentran una granja con 417 gallos para participar en peleas ilegales en Barcelona

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

encuentran.granja

Los Mossos d'Esquadra han desmantelado una granja con 417 gallos de pelea instalada en la Zona Franca de Barcelona donde se criaba a estas aves para participar en peleas ilegales con apuestas.

Encuentran una granja con 417 gallos para participar en peleas ilegales en Barcelona

EUROPA PRESS. 13.03.2007
encuentran.granja
Cercado donde se realizaban las peleas de gallos ilegales. (Mossos d'Esquadra)
  • Localizada una granja con gallos en un piso de la Zona Franca.
  • Unos 180 ya estaban preparados para participar en peleas ilegales.
  • Las peleas ilegales tenían lugar en el mismo piso.

Los Mossos d'Esquadra han desmantelado una granja con 417 gallos de pelea instalada en la Zona Franca de Barcelona donde se criaba a estas aves para participar en peleas ilegales con apuestas.

 

La policía autonómica detuvieron al propietario de la finca, Eugenio C.P., de 77 años, y han denunciado a uno de los cuidadores, Juan B.C., por un delito de maltrato grave de animales domésticos. Ambos están en libertad condicional a la espera de ser citados por el juez.

En la granja había unos 180 ejemplarea preparados para las peleas

El propietario del piso enseño la finca a los agentes que encontraron 417 gallos, de los que 363 eran de la raza que se suelen utilizar en las peleas ilegales.

 

Había 239 aún en fase de crecimiento y selección mientras que el resto ya estaban listos para pelear.

Cada gallo entrenado para pelear con muñecos de trapos que simulaban el otro gallo podía alcanzar un valor de 120 euros cada uno.

 

Las peleas solían durar 20 minutos y en ellas se podía llegar a apostar unos 2.000 euros en cada combate.

 

En jaulas individuales:

 

En el interior de la finca además de los gallos encerrados en jaulas individuales había un cercado circular en el que se celebraban las peleas, un vertedero para los animales muertos, un almacén de pienso y una mesa para las curas de los animales.

La policía autonómica empezó a sospechar de la presencia de un criadero de gallos en la Zona Franca cuando a finales de febrero fueron alertados por vecinos de que habían visto peleas de gallos en plena calle delante del número 109 de este paseo.

 

Cuando se acercaron, encontraron a seis ciudadanos franceses alrededor de dos gallos gravemente heridos que seguían luchando yu003cstrong> cinco animales muertos en el maletero del coche de uno de ellos.


Investigación

 

El piso tenía un cercado para las peleas, un vertedero para los gallos muertos y una mesa para curarles las heridas.

Unos días después, una patrulla que recorría la zona observó que algunos de los denunciados por un delito de maltrato a animales estaban apostados en el número 2 de la calle Metalurgia y la Unidad Central de Medio Ambiente decidió iniciar una investigación para averiguar si en el interior de la finca podía haber una granja de gallos.

Lo pudieron comprobar en una inspección en la que identificaron a tres dominicanos encargados de cuidar a los animales.


GEVHA Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales "http://www.gevha.com"

 


Animales

Peleas de gallos en Barcelona

Los Mossos arrestan al dueño de una granja en Zona Franca con 400 aves para luchas ilegales

Saltear extras e ir al cuerpo de la noticia
XpresateAñade tu opinión

 

Marta Catalá, Barcelona

 

Que un gallo pierda un ojo y muera agonizando ante la atenta mirada de sus postores se considera un deporte en México y en nuestro país, en cambio, un maltrato a animales.

En Zona Franca, un hombre tenía montado un negocio de cría, selección, venta y combates de gallos.

Los Mossos hallaron hasta 400 aves, en su mayoría destinadas a estos combates ilegales, en los que se podrían llegar a apostar hasta 2.000 euros, según informaron fuentes policiales. Los Mossos arrestaron al propietario de la granja por un delito de maltrato a animales.

Eugenio, de 77 años, no descuidó ningún detalle. Tenía una granja con cientos de jaulas individuales para los gallos e incluso disponía de un ring para poder celebrar las peleas. De momento la policía está buscando las pruebas que acrediten que en la granja se celebraban batallas entre animales.

Gemma Ribera, jefa de la Unidad de Medio Ambiente de los Mossos d'Esquadra, explicó que las investigaciones empezaron a raíz de una llamada de alerta de un ciudadano: "Cuando entramos en la granja, el panorama era aterrador, había muchos gallos heridos y malheridos". Algunos estaban muertos y otros presentaban golpes y heridas por todo el cuerpo.

Ribera cuenta que en la granja también había trabajadores y que contaban con un arsenal de material para volver agresivas a las aves: "Tenía topionic para las curas de animales, hormonas y un gallo de trapo para prepararlos".

Hay indicios que apuntan a que Eugenio vendía las aves al sur de España, Francia y Latinoamérica: "Los volvía agresivos y seleccionaba a los más violentos para venderlos a mejor precio", explicó.

Sobre precios, los Mossos prefieren ser cautos pero no descartan que se venda cada ave entre los 130 euros -de los que hablan los trabajadores- hasta los 3.000.

Con todo, Gemma Ribera lo consideraría un caso aislado el de Zona Franca: "En la ciudad, en Cataluña no hay costumbre de peleas entre gallos, si se hacen buscan la máxima clandestinidad porque aquí la ley castiga y duro a los maltratadores de animales", sentenció.

La granja está ahora precintada, los gallos se encuentran en el interior del local y cada día les dan de comer a la espera de que el suceso se esclarezca y encuentren un nuevo hogar para los animales. El arrestado está en libertad con cargos.