Una proposición de ley en Cataluña reconoce la sensibilidad psíquica y física de los animales

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

La proposición de ley sobre la protección de los animales, que aprobará este miércoles el parlamento catalán, reconoce por primera vez a los animales como organismos dotados de sensibilidad psíquica, además de física, lo que les otorga una serie de derechos.

parlament2

 
LES OTORGA UNA SERIE DE DERECHOS
 
(24-06-03)
Una proposición de ley en Cataluña reconoce la sensibilidad psíquica y física de los animales
La proposición de ley sobre la protección de los animales, que aprobará este miércoles el parlamento catalán, reconoce por primera vez a los animales como organismos dotados de sensibilidad psíquica, además de física, lo que les otorga una serie de derechos.
 
L D (EFE) Esta ley, que no tiene su correspondiente en el ámbito nacional, se ha elaborado en el seno de una ponencia conjunta en la que han participado todos los grupos parlamentarios y entidades del sector, desde organizaciones proteccionistas, hasta la federación de caza, pasando por el gremio de comerciante de animales de compañía hasta los colegios de veterinarios. La proposición de ley sobre la protección de los animales deroga la ley del año 1988, que en aquel momento, fue pionera en España.

La novedad que regula en lo que se refiere a los derechos de los animales es el reconocimiento de que son "organismos dotados de sensibilidad psíquica, además de física" y que "son merecedores de unos derechos propios a su condición animal". A esos derechos para los animales y obligaciones para sus propietarios, en el caso de los de compañía, se añade "la prohibición del sacrificio de aquellos perros y gatos que han sufrido abandono", con lo que se pone fin a las prácticas de sacrificio sistemático de los animales abandonados que no habían sido ni recuperados ni acogidos por otras personas.

La nueva ley apoya el cumplimiento de los sistemas de identificación de los animales y su inscripción en un censo municipal, el seguimiento del proceso de vacunaciones, la obligación de denunciar su pérdida, y una adecuada información veterinaria. Se califica de infracciones muy graves las mutilaciones o sacrificios de animales sin control veterinario o fuera de las condiciones descritas en el texto legislativo, la organización de luchas de animales o el abandono o malos tratos que supongan daños graves para el animal.

El diputado en la Cámara Baja de CiU Jordi Martí explicó que España es el único país de la UE que no tiene una ley de protección de animales, a pesar de la "insistencia" de su grupo para que se elabore. "Falta voluntad política para sacarla adelante y aunque dicen que hay un borrador en fase de elaboración y consulta con las comunidades autónomas, lo cierto es que no se va a poder sacar nada antes de que concluya esta legislatura", indicó.

Martí expresó su confianza en que la próxima redacción del Código Penal, que se aprobará dentro de unas semanas, se incorporen sus enmiendas para que el maltrato a animales se castigue con penas de hasta 1 año de prisión; se penalice también la organización de peleas de animales; y se considere falta el abandono.