Una ley extiende las órdenes de alejamiento a los animales en el estado de Maine (EE.UU.)

Escrito por Acogelos.org.

Ante la evidencia entre violencia doméstica y maltrato animal, el estado de Maine (Estados Unidos) ha aprobado la primera ley en este país que permite a los jueces incluir animales domésticos y de granja en órdenes de alejamiento para mujeres o individuos víctimas de malos tratos.

Una ley extiende las órdenes de alejamiento a los animales en el estado de Maine (EE.UU.) Una inciativa única


una.ley.maine.usaAnte la evidencia entre violencia doméstica y maltrato animal, el estado de Maine (Estados Unidos) ha aprobado la primera ley en este país que permite a los jueces incluir animales domésticos y de granja en órdenes de alejamiento para mujeres o individuos víctimas de malos tratos.

Esta iniciativa legislativa persigue ayudar a las personas víctimas de malos tratos que, en ocasiones, ante el miedo a abandonar a sus animales, prefieren seguir padeciendo violencia doméstica.

“Esta es una aproximación muy innovadora, y tiene mucho sentido, porque las órdenes de alejamiento son algo muy serio y crítico para las mujeres y otras personas víctimas de maltrato”, comenta Nancy Perry, de la Human Society de Estados Unidos.

El gobernador John Baldacci manifiesta que con esta ley -que prevé penas civiles en forma de multas e incluso cárcel para aquellas personas que violen órdenes de alejamiento- hará recapacitar a aquellos maltratadotes que ejercen amenazas o violencia contra los animales de las víctimas como forma de coacción.

Según oficiales de policía, agentes de protección animal y abogados especializados en violencia doméstica, no es inusual escuchar que los maltratadores suelen volcar su ira en los animales de sus víctimas. “Esta es sólo otra táctica para mantener el poder y el control sobre la víctima", dice Cindy Peoples, de Caring Unlimited, un refugio del condado de York.

Susan Walsh, cuyo perro y ovejas fueron asesinados por su marido, asegura que muchas víctimas se beneficiarán del hecho de incluir a los animales en las órdenes de alejamiento. "He oído tantas historias de horror de otras mujeres, que supe que no estaba sola", dijo.

Cuando la propuesta de ley fue presentada en audiencia pública el pasado mes de enero, Walsh rememoró cómo ella aguantó malos tratos durante mucho tiempo por miedo a lo que ocurriría con sus animales si ella se marchara. Walsh contó cómo su marido disparó a dos de sus ovejas en su granja y, además, cómo aprovechando que ella visitaba a unos parientes en Pennsylvania, deliberadamente aplastó con su camioneta a su perro collie, ciego y sordo.

La mujer, que estuvo casada más de 12 años antes de su divorcio en 2001, declaró que hubiera dejado mucho antes a su marido si no hubiera sido por sus animales. "Es difícil hacer las maletas cuando tienes una granja llena de animales" -añadió- “y yo sabía que todos y cada uno de los animales que dejara atrás estarían muertos en 24 horas".

La idea de esta ley nació en un seminario de la asociación de abogados de Maine, en el que se trataron las relaciones entre maltrato animal y violencia doméstica. Durante una discusión informal tras la exposición, a un juez se le ocurrió que podría ser una buena idea extender a los animales de las víctimas el alcance de las órdenes de alejamiento.

El apoyo legislativo a quien propuso esta ley, el congresista demócrata John Piotti, fue abrumador. En su presentación divulgó un estudio que sostenía que el 71% de las mujeres propietarias de animales en un albergue para víctimas de maltrato en el estado de Utah aseguró que sus maltratadores habían amenazado, herido o matado a sus mascotas.

Aunque la ley de Maine es única, otros estados del país tienen muy presente las relaciones entre violencia doméstica y maltrato animal. Hay leyes en los estados de California, Connecticut, Lousiana, Nebraska, Ohio y Tennessee que obligan a cruzar las informaciones que relacionan violencia doméstica, protección de menores y control animal entre las distintas agencias gubernamentales.

De hecho, agentes de protección animal de todo Estados Unidos están buscando fórmulas que permitan ayudar a animales potencialmente en peligro cuyos propietarios son víctimas de abusos. "Una tendencia creciente, que llamamos cielos seguros, se está manifestando en acuerdos colaborativos entre albergues para mujeres y refugios para animales”, comentó Perry.

Varias agencias de Maine participan en un programa llamado Pets and Women to Safety (PAWS), que significa Seguridad para Mujeres y Animales, y que se traduce en el alojamiento temporal y confidencial de animales en hogares de acogida, de forma que sus propietarios puedan acudir a un albergue para víctimas de malos tratos sabiendo que sus mascotas están seguras.

La Sociedad Protectora de Kennenbunk tiene un programa PAWS que trabaja con Caring Unlimited. "Hemos trabajado con toda clase de mascotas y animales de granja"-aseguran- "desde gatos y perros, hasta caballos y aves exóticas".

http://www.acogelos.org/ORGNews/ORGNews8/orgnews8.htm