Diputados y famosos contra las corridas de toros

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

diputados.y.famosos.01Famosos apoyan a los diputados antitaurinos Diego Casado | Esteban Gómez Madrid

Decenas de famosos apadrinan un grupo de presión de parlamentarios, encabezados por dos diputados socialistas, para intentar abolir el maltrato animal y las corridas de toros


http://www.adn.es/printVersion/ADNNWS20071018_0822/4

Diego Casado , Madrid | 18/10/2007 - hace 5 días |  comentarios | +40 -10 (50 votos)
La causa antitaurina se ha metido de lleno en el Congreso. Once diputados del Hemiciclo han aprobado un manifiesto que reivindica el fin de la llamada fiesta nacional y pide al Gobierno que apruebe una ley que reconozca "los derechos de los animales" y su protección, "mediante la vía penal y administrativa", aplicable también a los espectáculos taurinos.

Los impulsores son dos diputados elegidos dentro de las listas del PSOE, pero miembros del partido de Los Verdes, Francisco Garrido y Joan Oms. Con su iniciativa, pretenden crear un grupo de presión "al que se adhieran más diputados" para promover la aprobación de leyes contra el maltrato animal en general y el taurino en particular.

No es la primera vez que abrazan una causa polémica. Francisco Garrido, diputado por Sevilla, fue el responsable de que las directrices del Proyecto Gran Simio, que amplía los derechos del hombre a los monos, fueran aprobadas en el Congreso.

De momento, han conseguido recabar nueve apoyos más de varios miembros de IU-ICV, CiU y del Grupo Mixto. Y de numerosas caras conocidas del mundo de la cultura y del deporte, que arroparon esta mañana la presentación del lobby antitaurino, mostraron su rechazo a los malos tratos animales y subscribieron el manifiesto.

En el texto, que reclama derechos animales en la próxima reforma constitucional y pide el fin de las subvenciones públicas a cualquier evento taurino, tiene frases tan rotundas como la de que "en España no habrá una auténtica cultura de respeto y protección de los derechos de los animales, hasta que no se haya cerrado la última plaza de toros" (resto del texto, en PDF).

Entre los famosos que apoyaron el texto (ver vídeo) estaban escritores como Lucía Etxebarría o Alberto Vázquez Figueroa, actores como Liberto Rabal y deportistas de la talla de los gimnastas Manuel Carballo, Rafa Martínez o la medallista Mayte Martínez, que exhibió una llamativa bandera de España con el toro de Osborne en su interior sobre el que se habían escrito la palabra vivo.

Además, el manifiesto en el que se reclama la abolición de las corridas de toros ha sido firmado por personajes como Espido Freíde, Forges, Fernando Delgado, Paco León, Pepe Viyuela, Eduard Punset o el director de cine Juanma Bajo Ulloa.

El objetivo de su apoyo es el de mostrar que parte de la sociedad está en contra de las corridas de toros a través de personajes conocidos, a quienes Garrido calificó durante el acto de "valientes, porque la crítica a este tema no está bien vista en determinados lugares".

Lucía Etxebarría y los toros

"Mi primera corrida fue a los 18 años", explica la escritora cuando recuerda la primera vez que fue a una plaza de toros. "Era estudiante de Periodismo, y un compañero, que era crítico taurino, me invitó al tendido cero una tarde". La sangre de la primera banderilla "casi me salpica la cara", explica. "Me puse a llorar y me marché", recuerda.

El relato de Etxebarría, Premio Planeta 2004, sirvió para abrir la jornada de presentación de este grupo de presión, durante la que llovieron las críticas hacia las corridas, entre ellas las de la periodista Isabel Pisano, que recordó que el año pasado murieron 40.000 toros en España durante los festejos, y finalizó su intervención indicando que "nadie debe de hacer de la muerte una fiesta".

"¿Puede estar más lejos del arte algo que conlleva la destrucción de la vida?", se preguntaba el escritor y natularista Joaquín Araújo. "La crueldad no puede ser arte ni cultura", sentenciaba.

Al finalizar la jornada, Francisco Garrido reconoce que este lobby del Congreso surge como respuesta "a la ofensiva del frente pro-taurino", que incluso se plantea crear una asociación para la defensa de las corridas de toros, apunta.

"Y también surge", añade "para que la mayoría silenciosa acabe haciendo oir su voz a una minoría muy ruidosa que piensa que su concepción del mundo, que incluye maltrato animal, es la correcta".