Congreso: Delincuencia juvenil, nuevas formas penales

Escrito por Observatorio Internacional de Justicia Juvenil.

CONGRESO INTERNACIONAL

Fenómenos de Delincuencia Juvenil:
Nuevas Formas Penales


Sevilla - España
6 - 7 de noviembre de 2007

http://www.oijj.org/plantilla.php?pag=100702&idioma=es

Miércoles 7 de noviembre de 2007

11:30 Comunicaciones Libres. (1ª parte)

Fundadora. Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales. GEVHA. Profesora e investigadora. EPSI- Escuela de Prevención y Seguridad Integral de la Universitat Autònoma de Barcelona. España. Sra. Núria Querol i Viñas.

'La consideración del maltrato a animales por menores.'

Sra. Núria Querol i Viñas. Fundadora. Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales. GEVHA. Profesora e investigadora. EPSI- Escuela de Prevención y Seguridad Integral de la Universitat Autònoma de Barcelona. España. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    Biografía: Bióloga.  Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona. Estudios en Perfil Criminal y Psicopatía, Investigación de Homicidios en Serie y crueldad hacia animales. Fundadora del Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales. Profesora e Investigadora de la Escuela de Prevención y Seguridad Integral de la Universitat Autònoma de Barcelona. Miembro de la Asociación Americana de Criminología, Especialista en crueldad hacia animales. Miembro de la Asociación Internacional para el Estudio de Trastornos de Personalidad. Miembro de la Academia de Perfil Comportamental. Associate Fellow de Oxford Animal Ethics Centre. Miembro de AIUDA, Asociación Interuniversitaria de profesores e investigadores por la Defensa de los Animales. Miembro de PRODA, Profesionales para la Defensa Animal. Miembro de la Fundación Altarriba, Amigos de los Animales.

    ‘La consideración del maltrato a animales por menores”

    Abstract: En los últimos tiempos, los casos de crueldad hacia animales, especialmente por parte de menores, han sido recogidos por los medios de comunicación, reavivando el debate sobre las implicaciones que se derivan y cómo debe actuar nuestra sociedad. Los humanos tenemos una predisposición biológica para reconocer las necesidades emocionales de los otros (Hoffman, 1975), además de la capacidad de desarrollo de la empatía como un factor de cohesión con nuestros congéneres (Hastings, Zahn-Waxler, Robinson, Usher, & Bridges, 2000). Para la mayoría de niños, el desarrollo de la empatía  progresa hasta niveles adecuados pero si esto no sucede, puede ser una señal de alarma de desarrollo psicopatológico. Los niños diagnosticados de trastorno de conducta, muestran niveles bajos de empatía  (Hastings et al., 2000; Luk, Staiger, Wong, & Mathai, 1999). Los clínicos incluyeron la crueldad hacia los animales como uno de los síntomas del trastorno de conducta (conduct disorder)  por la American Psychiatric Association en su edición del 1987 del Diagnostic Statistical and Manual of Mental Disorders III–R. La crueldad hacia los animales se considera, además, un criterio diagnóstico (aunque no exclusivo) fiable (Spitzer, Davies & Barkley, 1990).