ESTRELLAN CONTRA LA PARED A UN PERRO DE UN KILO DE PESO EN CIUDAD REAL

Escrito por Nuria Querol i Viñas.

 La asociación de defensa de los animales "El Refugio" se ha personado como acusación en el procedimiento penal abierto por el Juzgado número 1 de Alcázar de San Juan, en Ciudad Real, contra un hombre que estrelló contra la pared a un perro de un kilo de peso.
ESTRELLAN CONTRA LA PARED A UN PERRO DE UN KILO DE PESO EN CIUDAD REAL

Estrellan contra una pared a un perro de 1kg de peso
11/11/2007

SERVIMEDIA



MADRID 11-NOV-2007

La asociación de defensa de los animales "El Refugio" se ha personado como acusación en el procedimiento penal abierto por el Juzgado número 1 de Alcázar de San Juan, en Ciudad Real, contra un hombre que estrelló contra la pared a un perro de un kilo de peso.

"Un hecho de este tipo no puede quedar impune. Es claramente un presunto delito de maltrato animal, por lo que desde 'El Refugio' pondremos todos los medios para que su autor sea castigado", manifestó Nacho Paunero, presidente de "El Refugio".

Según la dueña del animal, la mujer salió de su casa a pasear a su perro, y como el ascensor estaba averiado, bajó por las escaleras y en el rellano se paró a conversar de la avería con un vecino. De repente, salieron otros vecinos, que eran padre e hijo. El hijo le espetó, según la dueña del animal, "voy a degollar al puto perro".

Sin mediar palabra, el padre cogió al perro y lo estrelló contra la pared escaleras abajo, quedando tirado en el suelo en estado de shock. Inmediatamente, lo llevaron a la clínica veterinaria, donde lo estabilizaron y detectaron numerosos hematomas y la pérdida de visión en el ojo derecho, por lo que previsiblemente perdería la visión del ojo.

"Goofy", que así se llama el animal, es de raza "Yorkshire", pesa aproximadamente un kilo, tiene cinco años de edad, y poco a poco va superando el trauma ocasionado por lo sucedido.

Estrellan contra una pared a un perro de 1kg de peso
Los dueños están destrozados y quieren justicia para Goofy

Según nos cuenta la dueña, todo sucedió muy rápidamente: ella, como hace habitualmente, salía de su casa a pasear a su perro y como el ascensor estaba averiado bajó por las escaleras parándose en el rellano del primer piso a conversar de la avería con uno de los vecinos. De repente salen al rellano los vecinos de la puerta de enfrente, padre e hijo, y el hijo dice, según la dueña de Goofy, "voy a degollar al puto perro". Sin mediar palabra, el padre coge a Goofy y lo estrella contra la pared escaleras abajo, quedando el animal tirado en el suelo en estado de shock. Inmediatamente lo llevan a la clínica veterinaria donde lo estabilizan y detectan numerosos hematomas y la perdida de visión del ojo derecho.

Goofy, recién ingresado en la clínica, tras el golpe presentaba prolapso del globo ocular derecho, reflejos pupilares presentes aunque retrasados y heridas en la zona dorsal de la cabeza. Por lo que con casi total seguridad perderá la visión del ojo.

La familia está destrozada y sólo quiere justicia para su perro, los hechos están denunciados y se ha abierto un procedimiento penal en el Juzgado nº 1 de Alcázar de San Juan donde El Refugio se ha personado como acusación.

Goofy, de raza Yorkshire, pesa aproximadamente 1 kg y tiene cinco años de edad, es muy cariñoso y ahora tiene mucho miedo de todo, poco a poco va superando el trauma ocasionado por la brutalidad.

"Un hecho de este tipo no puede quedar impune. Es claramente un presunto delito de maltrato animal, por lo que desde El Refugio pondremos todos los medios para que su autor sea castigado." Manifestó Nacho Paunero, presidente de El Refugio.

El Refugio está inmerso en más de 70 procedimientos penales, civiles y administrativos en diferentes comunidades autónomas: Comunidad de Madrid, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura.

Para ver el vídeo pincha en el botón central (play)

Puedes ver éste y otros vídeos de El Refugio en: www.elrefugiotv.org,
la primera televisión de los animales.