Curso a maltratantes de animales

Escrito por Primera Hora.

La medida establece una multa mínima “mandatoria” de $500 a los infractores de la Ley para la Protección de Animales de 1973 a imponerse al momento de la sentencia y que el tribunal no tendrá discreción para eliminarla.

www.primerahora.com

 


La medida establece una multa mínima “mandatoria” de $500 a los infractores de la Ley para la Protección de Animales de 1973 a imponerse al momento de la sentencia y que el tribunal no tendrá discreción para eliminarla. (El Nuevo Día / Archivo)

Curso a maltratantes de animales

sábado, 9 de febrero de 2008

Irene Garzón Fernández / Primera Hora

ar id = 0; var rating = 0; savedRatings[id] = rating;

Manejo de coraje.

La Cámara de Representantes tiene ante sí un proyecto aprobado por unanimidad esta semana en el Senado, que establece un programa compulsorio de “manejo de coraje” para los infractores de la Ley para la Protección de Animales de 1973.

Además, el Proyecto del Senado 2098 faculta a los tribunales y funcionarios del orden público a “remover” a un animal de la posesión o custodia de una persona que lo ha maltratado o sospechoso de haberlo maltratado, como una medida preventiva provisional.

La medida, de la autoría del senador estadista Jorge de Castro Font, establece una multa mínima “mandatoria” de $500 a imponerse al momento de la sentencia y que el tribunal no tendrá discreción para eliminarla. Si la persona es convicta por segunda ocasión, la multa se duplica a $1,000 y la persona será compelida nuevamente a completar un programa de “manejo de coraje” u otro programa que el tribunal entienda apropiado.

“Cuando las circunstancias en que se incurra en la violación demuestren un grave menosprecio por la vida y la seguridad del animal y una intención de causar grave daño corporal; o cuando se penetrare en la morada del dueño del animal y allí se cometiere el maltrato; o cuando se cometiere con arma mortífera causándole o no la muerte o la mutilación al animal, la persona incurrirá en delito grave de tercer grado”, dispone la medida, que enmienda el Artículo 9 y añade un Artículo 10 a la Ley 67 de 31 de mayo de 1973.

En su exposición de motivos argumenta sobre la relación que existe entre la violencia hacia los animales y la violencia hacia las personas. “Los niños o personas que abusan de los animales pueden vivir en situaciones de abuso y pueden estarse graduando en la violencia hacia las personas. La crueldad hacia los animales puede ser el único signo visible de una familia donde existe abuso. Mientras el abuso contra los niños y las mujeres suele ocurrir en privado, el abuso hacia los animales suele cometerse de forma abierta”, agrega la medida.

El informe favorable de la Comisión de lo Jurídico del Senado alude a testimonios recibidos durante la evaluación del proyecto, uno de ellos con el dato de que “cerca del 97% de confinados varones en los Estados Unidos confirmaron haber maltratado a un animal antes de haber maltratado a una víctima humana”.