Adolescentes matan a un canguro y tres gaviotas en el Zoológico en ciudad sureña rusa

Escrito por Rian.

Tres menores de edades comprendidas entre los 10 y los 12 años mataron a un canguro y a tres gaviotas en el Zoológico de la ciudad rusa de Rostov del Don, comunicó hoy la Policía local.

http://sp.rian.ru/onlinenews/20081023/117908825.htmladolescentes.matan

23/ 10/ 2008

Adolescentes matan a un canguro y tres gaviotas en el Zoológico en ciudad sureña rusa


Rostov del Don (Rusia), 23 de octubre, RIA Novosti. Tres menores de edades comprendidas entre los 10 y los 12 años mataron a un canguro y a tres gaviotas en el Zoológico de la ciudad rusa de Rostov del Don, comunicó hoy la Policía local.

"Los pequeños sádicos rompieron el cráneo a dos gaviotas y las alas a una tercera que también murió. Otras tres aves recibieron fuertes heridas. No podían escapar porque en el Zoo les recortan las alas. En cuanto al canguro, murió a causa de las lesiones en el pecho y en la cabeza", consta en el comunicado policial.

Los presuntos autores de esta barbaridad confesaron a los agentes que jamás compraban entradas y se colaban en las jaulas para "burlarse" de los animales. Son menores de edad, así que la Policía los dejó ir a casa sin abrir expediente penal. Lo más probable es que los padres tengan que pagar una multa.

La Administración del Zoológico descubrió a los animales masacrados el pasado sábado pero tardó algunos días en presentar la denuncia porque la piel espesa en el cuerpo del canguro ocultaba las heridas y luego fue necesario confirmar oficialmente que era un caso de muerte violenta. Los restantes siete canguros están fuertemente estresados a raíz de lo ocurrido.

El Zoológico de Rostov del Don ocupa una superficie de 52 hectáreas pero la escasez de fondos y la subsiguiente ausencia de sistemas de seguridad modernos permitió en el pasado que los malhechores robaran del recinto a un cocodrilo y a un simio. Hace diez años se produjo otro caso dramático con los canguros: perros de pelea despedazaron a los ocho macrópodos que vivían en la jaula.

El personal del Zoo confía en que las cámaras de vigilancia, cuya instalación ha empezado ya, contribuirán a proteger a los animales contra el Homo sapiens.