Seis meses de cárcel por atar a su perra a un coche y arrastrarla dos kilómetros

Escrito por Diario ADN.

El juzgado de lo Penal número cuatro de Oviedo ha condenado al hombre que ató a su perra a la bola del remolque se un vehículo y lo arrastró durante dos kilómetros en la localidad de Telledo (Lena) a la pena de seis meses de prisión que se sustituyó por multa de 1.080 euros e inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio con animales por un año, según la sentencia.

Artículo original <----

El acusado, que reconoció los hechos, castigó al animal por vomitar en el maletero

El juzgado de lo Penal número cuatro de Oviedo ha condenado al hombre que ató a su perra a la bola del remolque se un vehículo y lo arrastró durante dos kilómetros en la localidad de Telledo (Lena) a la pena de seis meses de ***prisión*** que se sustituyó por multa de 1.080 euros e inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio con animales por un año, según la sentencia.

perreta arrastrada El procesado, L. P. G., llegó a una conformidad con el ministerio fiscal después de reconocer el maltrato animal. La sentencia refleja que en la tarde del día 19 de septiembre del año 2007, el acusado, después de que su perra vomitara en el maletero del vehículo procedió a atarla a la bola del remolque del mencionado vehículo, poniéndolo en marcha y llevando arrastrando a la perra hasta la localidad de Telledo, en un tramo de más de dos kilómetros de longitud.

A consecuencia de lo cual la perra sufrió importantes y dolorosas abrasiones en la piel con pérdida de sustancia en la zona dorsal de los dedos de todas las patas, herida abierta con pérdida de piel de seis centímetros de diámetro en un costado, y diversas quemaduras en la piel en zonas abdominales e inguinales que no perforaron la piel.

Una llamada al Seprona

El agresor fue capturado gracias a un aviso que recibió el Seprona. Una patrulla comprobó las manchas de sangre en el lugar de la supuesta agresión y que los restos que se extendían mas de dos kilómetros.

Los agentes siguieron el rastro y terminaron en el vehículo Después comprobaron que el agresor fue el hermano del propietario del vehículo. Inmediatamente fue imputado.