Rapa das Bestas denunciará en el juzgado que al menos uno de sus caballos fue acuchillado

Escrito por FV.

rapa_das_bestas


Los restos de los caballos fueron encontrados en distintas zonas.   Noé Parga



ANA CELA - A ESTRADA

Día de rastreo para habitantes de A Estrada y Cerdedo en los montes del vecino municipio de Campo Lameiro. Jornada, también, de rabia e indignación al descubrir con estas labores los cuerpos sin vida de algunos más de los caballos que hasta hace poco vivían en régimen de libertad en este entorno. La asociación Rapa das Bestas de Sabucedo pudo confirmar en la jornada de ayer que al menos uno de los animales que fueron víctimas del cruel ataque recientemente perpetrado contra un grupo de equinos pertenecía a la cabaña de O Santo. Se trata de un ejemplar macho, una de las diversas cabezas de ganado que habitan en esa zona y que conforman una de las populares manadas que cada año perpetúan la tradición de la “rapa” en el curro de esta parroquia estradense, una celebración catalogada como Fiesta de Interés Turístico Internacional. Fuentes pertenecientes a este colectivo aseguraron que este équido había sido acuchillado y confirmaron su intención de presentar una denuncia y solicitar al Seprona que abra una investigación para dar con los responsables de esta acción.

Desde Rapa das Bestas se explicó que un trabajador de esta asociación estuvo en la mañana de ayer rastreando la zona bajo la pretensión de comprobar si algún otro caballo de esta cabaña podía haber resultado muerto o herido. En la tarde de ayer todavía no se podía confirmar si este acuchillamiento de caballos salvajes había alcanzado a alguna res más de la asociación estradense, que no dudó en condenar esta matanza. Integrantes del colectivo aseguraron que durante las próximas horas se continuará la búsqueda, teniendo en cuenta que los primeros restos de los animales que fueron atacados con arma blanca aparecieron dispersos. Vecinos de la localidad de Cimadevila localizaron cadáveres de ejemplares equinos en una carballeira, en un camino en el interior del monte y otro tendido sobre la carretera, a pocos metros de unas viviendas.
Los regueros de sangre que se hacían perfectamente visibles sobre el asfalto motivan la pretensión de Rapa das Bestas de solicitar en el juzgado de Caldas de Reis que se pregunte a los vecinos de la zona por si, en vista de la cercanía a las casas, alguno de los habitantes de la zona pudo haber visto u oído algo. “Os mataron no medio das casas”, subrayaron algunos de los afectados.

Desde el colectivo que respalda la organización de la “rapa” no se conseguía encontrar ayer palabras para explicar estos hechos. Indica la asociación que no recibió ningún tipo de llamada o protesta por la presencia de sus caballos en la zona, toda vez que aprovecha la ocasión para recordar que siempre responde de las posibles molestias o daños que sus caballos puedan ocasionar. A la hora de realizar una valoración sobre un ataque a la cabaña equina que de nuevo vuelve a salpicar a sus manadas, fuentes de Rapa das Bestas hablaban ayer de “pena e tristeza”. “Que saiban os responsables que isto é un delito grave e ímolo perseguir”, manifestaron. Insistieron también en que se pedirá que se encuentre a los autores de esta matanza e intentarán que no queden impunes.
Todavía pendientes
Esta asociación de Sabucedo continúa todavía a la espera de que se esclarezca la muerte de varios de sus caballos, también en los montes de Campo Lameiro, en febrero del pasado año. En aquel momento se señalaba el acuchillamiento de un total de 9 equinos y la asociación estradense interponía una denuncia en la que se dejaba constancia del ataque a reses de su propiedad y a otras de particulares. Pedía entonces que se juzgase a los autores por un delito de daños, por maltrato a los animales y por atentado contra la fauna. El de estos días es un nuevo capítulo en el que la barbarie vuelve a golpear a estos animales.

Dicen que ya murieron 10 caballos y continúa la búsqueda

Fuentes vecinales confirmaron en la jornada de ayer a esta Redacción que el acuchillamiento de caballos en Campo Lameiro se salda ya con una decena de animales muertos. Indican los afectados, algunos de ellos de Codeseda y Cerdedo, que la búsqueda continúa para intentar localizar a ejemplares que echan en falta y que podrían haber huido heridos de la zona.
Las mismas fuentes afirmaron que todos los caballos que pudieron encontrar hasta el momento fueron acuchillados y que algunos de estos cuadrúpedos presentaban heridas a ambos lados de su cuerpo, llegando a aparecer con parte de su aparato digestivo por fuera.
Los afectados continuaban ayer comentando entre la rabia y la indignación que estos animales fueron atacados sin que previamente se comunicase a sus propietarios si estaban causando algún daño o molestia. “Se nos houberan avisados houberámolos levado”, aseguraban.
La mala suerte continuó cebándose con algunos de los caballos que fueron víctimas de este ataque. Una vecina de Cerdedo explicó que uno de los potros que en el viernes aparecía herido fue encontrado ayer devorado por un animal, que su dueña identificó con el lobo. Los propietarios que tenían ganado equino en esta zona continuarán peinando el monte para localizar a los caballos que echan en falta.


Al menos tres reses aparecieron muertas y otras dos con heridas en Campo Lameiro


ANA CELA - A ESTRADA/CERDEDO


Los vecinos pudieron localizar a varios caballos, uno de ellos tendido sobre la carretera, muy cerca de unas casas, y otros en el monte.  Noé Parga


En febrero de 2008 la crueldad contra los animales se encarnó en los montes de Campo Lameiro. Varias reses equinas, algunas de ellas pertenecientes a las manadas de la asociación Rapa das Bestas de Sabucedo, aparecían muertas con heridas de arma blanca. La barbarie volvió a llamar en la jornada de ayer a la puerta. En esta ocasión, vecinos de Codeseda (A Estrada) y de Cerdedo denunciaron que reses equinas de su propiedad sufrieron la misma y terrible suerte. Fuentes vecinales confirmaron en la tarde de ayer a esta Redacción que al menos 3 équidos murieron acuchillados y otros dos presentaban heridas de esta índole en el lugar de Cimadevila, en el vecino municipio de Campo Lameiro. Estos afectados indicaron que la búsqueda continúa, ya que se temen que otros animales hayan podido resultar heridos a juzgar por los regueros de sangre que podían verse en la zona.
Uno de los animales apareció muerto en la carretera, en un lugar muy próximo a unas casas. Otro lo hacía en el monte. Una de las yeguas dañadas se encontraban preñada. Según relataron propietarios afectados, este ejemplar presentaba cuchilladas “polos dous lados”.
“Son máis animais os que fan esto que os propios animais”, comentó una vecina. Asegura que su yegua se encontraba marcada y que, en el caso de que hubiese causado alguna molestia, se la podría avisar fácilmente, sin necesidad de llegar a cometer este tipo de actos. “O lóxico é que se os animais están marcados que chamen, que busquen de quen é a marca”, apuntó.
Algunos de los afectados destacaron los “regos de sangre” que se encontraron en el lugar. En la tarde de ayer recorrieron los montes de la zona para ver si encontraban a más animales que pudiesen haber huido heridos. Al cierre de esta edición el balance seguía siendo los mismos y creciente la indignación. FARO se puso en contacto con el colectivo Rapa das Bestas para conocer si alguno de sus caballos podría estar de nuevo afectado por este tipo de crueles actos contra la cabaña equina que habita en los montes de la zona. Sin embargo, en la noche de ayer todavía no se había podido confirmar que alguna de estas reses perteneciese a las manadas de Sabucedo. En todo caso, fuentes de esta asociación no descartaban la posibilidad de que hoy directivos de la entidad se personen en la zona para interesarse por esta nueva aparición de caballos acuchillados.