Policía Girona acaba con pelea de gallos e imputa a un vecino por maltrato

Escrito por ADN.

La Policía Municipal de Girona ha acabado con una pelea de gallos que tenía lugar en un descampado de la ciudad, con medio centenar de personas de público, y ha imputado a un joven de 24 años, vecino de Girona, por una falta de maltrato a los animales, según han informado hoy fuentes del cuerpo policial.

 Gracias a la colaboración ciudadana,  los agentes tuvieron conocimiento de que se iba a convocar una pelea de gallos en un descampado cercano a la calle Castanyer y allí llegaron varias dotaciones policiales.

Una cincuentena de personas estaban en círculo, mientras veían una pelea entre dos gallos.

Al darse cuenta de la presencia policial, el grupo se disgregó rápidamente, mientras el joven de 24 años, que ha sido imputado por maltrato a los animales, cogía los dos gallos y salía corriendo.

Los agentes, que salieron en su persecución, consiguieron pararlo, identificarlo, y le decomisaron las dos aves, que presentaban numerosas heridas sangrantes, así como ataduras en los espolones, hechas para garantizar las lesiones al contrario.

Según ha observado la policía, aparentemente no había apuestas en el momento de su llegada, lo que ha llevado a los agentes a sospechar de que se pudiera tratar de algún entrenamiento para preparar a los animales para una competición.

Ante estas sospechas, la policía municipal, que instruyó diligencias y las puso a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Girona, mantiene abierta una investigación sobre este caso.

Por su parte los dos gallos quedaron guardados en el depósito de animales a la espera de ser entregados hoy a los agentes rurales del departamento de Medio Ambiente de la Generalitat.

Los Mossos detienen a una decena de personas que participaban en una pelea de gallos


Una decena de personas que participaban este mediodía en una pelea clandestina de gallos en Campdorà, junto a Girona, han sido detenidos por los Mossos d'Esquadra, según han explicado a Efe fuentes cercanas a la investigación.

Los Mossos, que desde hace tiempo investigan las cada vez más frecuentes peleas clandestinas de gallos en la zona, tenían conocimiento de que hoy debía celebrarse una de estas disputas en Campdorà y varias dotaciones se han dirigido hasta el lugar.

Al llegar, se han encontrado con un grupo de personas que asistía a una pelea de gallos y que habían realizado "importantes y cuantiosas apuestas".

La policía ha detenido a una decena de hombres, de diferentes nacionalidades, aunque la mayoría eran españoles, como presuntos autores de un delito contra la fauna, la flora y los animales domésticos.

Los agentes han decomisado miles de euros que habían sido apostados por los asistentes, herramientas para manipular los espolones de los animales para así causar más daño y medicación para inyectar a los animales.

Los detenidos, que en estos momentos se encuentran en la comisaría de los Mossos de Vista Alegre, posiblemente pasarán el lunes a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Girona.