Ayudan a un perro de la calle que fue prendido fuego por un vecino

Escrito por Varios.

benet8 Un hombre prendió fuego con nafta a un perro de la calle y lo dejó ciego y en carne viva. Al ver lo que le ocurrió al pequeño “Benet”, varios vecinos de Ezeiza comenzaron a solidarizarse con el animal, según informa el diario Crónica.


Hace diez días, un hombre llamado Ricardo Ecker amenazó con prenderle fuego a Benet porque le molestaba verlo por todas partes. “Sabemos que es un hombre violento, pero nunca pensamos que fuese capaz de semejante crueldad”, dijo una de las vecinas del barrio La Unión de Ezeiza, donde, desde hace 15 años, el perrito de la calle se paseaba con total libertad.

Un día, Ricardo llamó al perro, quien se acercó moviendo la cola, sin sospechar que ese hombre lo iba a rociar con un bidón de nafta. Después, el hombre acercó un encendedor y le prendió fuego.

“La mayor parte de la nafta se la tiró en la cara”, comentó otra vecina. Benet, en llamas, salió corriendo y una mujer del barrio lo pudo apagar con una toalla.

Sin embargo, como la mayor parte de la nafta fue rociada sobre su rostro, el perrito quedó ciego y tuvo que sufrir la amputación de sus orejas porque estaban totalmente quemadas.

Cuando los vecinos llevaron al animal al veterinario, el Dr. Néstor explicó que tenía un 70% del cuerpo quemado y que era importante cuidarlo. Entre los vecinos se arreglaron para comprarle las cremas y uno de ellos le proporcionó a Benet una cucha.

Además, los vecinos crearon un sitio en la red social Facebook, “Ayudemos a Benet (perrito prendido fuego en Ezeiza)”, donde ya hay casi 2.900 personas que se solidarizaron con la causa.

Miércoles 7 de Octubre de 2009 09:41

Más fotografías: http://www.minutouno.com/1/vnc/galeria.vnc?aid=118023&iid=104380&p=0

Grupo de Facebook: http://www.facebook.com/group.php?gid=148076077381&ref=mf


Horror en Ezeiza

Benet quedó ciego por el monstruo que lo incendió

La vida de Benet, un perro callejero del barrio La Unión, no será la misma luego de que un vecino lo quemara. Tiene heridas en un 70% de su cuerpo. Advertencia: imágenes extremadamente crueles.
Advertencia: Algunas imágenes de esta serie pueden provocar impresión
por
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Su vida era la calle, donde era libre. No tenía hogar o, todo el barrio La Unión lo era, porque era conocido y saludado por todos los vecinos. Benet se paseaba libremente por las calles del distrito, sin embargo no todos aquellos que lo saludaban tenían buenas intenciones sobre él.

Según publica la web Misionlandia.com.ar, y como se puede apreciar en varios blogs de los amigos de los animales, la historia de Benet comienza con un odio irracional que llevó a un habitante de Ezeiza a intentar matarlo de la peor manera: quemándolo vivo.

Benet estaba en la calle, donde vive hace alrededor de 15 años. Su único pecado fue ser manso. “Dos días antes amenazó con que lo iba a matar. Ese día lo llamó y cuando el perro se le acercó le tiró nafta y lo prendió con el encendedor” explicó una vecina del barrio La Unión a 24CON, acusando al vecino, Ricardo, de ser el autor del ataque.

 

“Y la mayor parte de la nafta se la tiró en la cara. Es buenito, todos los vecinos le dábamos de comer, lo cuidábamos. Es el perro del barrio. Prendido fuego salió corriendo y otra vecina con una toalla lo apagó, pero se escapó, lo encontramos unas horas después y lo llevamos a la veterinaria del Dr. Néstor en la estación de Ezeiza” explicó Silvana.

En la veterinaria de Ezeiza recibió las primeras curaciones y lavajes. Tenía el 70% del cuerpo quemado. Debió ser intervenido para poder retirarle el tejido necrótico y cortarle las orejas que estaban totalmente quemadas. Quedó ciego a raiz de las heridas que recibieron sus córneas.

Pero los remedios y cuidados tienen su precio, por ese motivo los vecinos abrieron una cuenta de banco y un grupo en Facebook ayuda para Benet y ya han alcanzado alrededor de 2000 seguidores. Según denuncian en este sitio y en otros foros, el autor del ataque lejos de arrepentirse los agrede verbalmente cada vez que pasa por la puerta de la veterinaria.

Hoy los mismos vecinos que todos los días lo veían vagar son quienes lo cuidan. “Yo le paso la crema para el cuero todos los días, está en carne viva. El cuidador del barrio le dio su garita como cucha. Igualmente lo trasladamos al hospital veterinario Turdera donde hay especialistas en piel”, finalizó Silvina.

Los vecinos radicaron la denuncia en la comisaría de La Unión, sin embargo desde allí les pidieron que se dirijan a la fiscalía, en donde no les aceptaron la denuncia excusando que era la comisaría quien debía tomarla. Por el momento el acusado del ataque, según informaron los vecinos, no fue citado por la policía.

Casos de maltrato o crueldad, mayores y menores al de Benet, se repiten en todo el Conurbano, distintas agrupaciones tratan de concientizar sobre el valor de la vida animal, sin embargo continúas sucediendo. La Ley Nacional 14.346, llamada “de Protección Animal” castiga el delito penal de maltrato y crueldad con hasta un año de cárcel. Toda comisaría o fiscalía está obligada a recibir de cualquier ciudadano la denuncia por maltrato animal.